Un tribunal de Italia estableció hoy que el ex primer ministro Silvio Berlusconi deberá pagar 1,4 millones de euros al mes a su exmujer, Veronica Lario, una cifra que reduce a más de la mitad la pensión establecida para ella en una sentencia anterior.

La decisión del tribunal de Monza (norte de Italia) rectifica la primera sentencia del de Milán (norte), que establecía una pensión para Lario de tres millones de euros al mes.

Esta diferencia judicial se explica porque Veronica Lario presentó en Milán una demanda de "separación consensuada", mientras que Berlusconi hizo lo propio en Monza pero esta vez por "divorcio", ya que la ley italiana permite que existan dos causas abiertas para un mismo matrimonio.

Así, la primera sentencia resuelta en Milán que establecía tres millones de euros al mes para Lario se ve por el momento anulada por la de Monza, aunque esta última también puede ser recurrida ante la Corte de Apelación de Milán, juzgado que puede mantener esta cifra o volverla a cambiar.

Berlusconi, que declaró en su momento en televisión que esperaba poder llegar a "un acuerdo afable y sensato con Veronica", calificó a las tres magistradas de Milán que formularon la primera sentencia de "feministas y comunistas".

En poco tiempo se sabrá si a su exmujer 1,4 millones de euros al mes le parecen "un acuerdo sensato".

Silvio Berlusconi se casó en 1990 en segundas nupcias con Veronica Lario, con quien tuvo tres hijos.

El matrimonio se rompió en 2009 por iniciativa de Lario, tras un año de sonadas disputas y polémicas públicas.

"Il Cavaliere" mantiene actualmente una relación con Francesca Pascale, 49 años más joven que él.