Nelson Vivas, quien fue ayudante de Diego Simeone, renunció como técnico de Quilmes tras el escándalo que protagonizó al tumbar con un par de golpes a un socio de ese club que aparentemente lo insultaba durante un partido de la fecha anterior del torneo Inicial del fútbol argentino.

"Vivas presentó la renuncia, está sumamente arrepentido", dijo la noche del lunes el presidente de Quilmes Aníbal Fernández. "Es un espanto lo que pasó".

Apenas terminó el partido en que Quilmes igualó el viernes en su estadio 1-1 con Rafaela, Vivas salió corriendo hacia la platea, interceptó a un hincha y socio del club que aparentemente lo insultaba y lo sentó en el piso con un par de puños, según imágenes de la televisión.

"Esta persona me hostigó durante los 90 minutos diciéndome todas las barbaridades que se puedan imaginar", destacó en reunión de prensa Vivas, en su primera experiencia como técnico y con un exitoso pasado como jugador. Fue defensor de Argentina en los Mundiales de Francia 1998 y Corea-Japón 2002, además de haber actuado en el Arsenal de Inglaterra, el Inter de Italia, Boca Juniors y River Plate, entre otros.

El entrenador de 44 años fue ayudante de Simeone, actual técnico del Atlético de Madrid, cuando dirigió a los argentinos Estudiantes y River Plate.

"El presidente me llamó a su despacho y ahí se terminó la historia", subrayó Vivas, quien tras cumplir su primera experiencia como cabeza de grupo, deja a Quilmes en la 16ta posición entre 20 equipos con 14 puntos, 12 menos que el líder Newell*s Old Boys.

Quilmes visitará en la próxima fecha a Estudiante el lunes, con un nuevo técnico que saldría de una extensa lista en la que figuran Blas Giunta, Marcelo Gallardo, Juan Manuel Llop y José Romero, entre otros.