San Juan, 21 oct (EFEUSA).- La Policía de Puerto Rico investiga hoy un cuádruple asesinato ocurrido anoche en Piñones, una turística localidad cercana a San Juan donde hace tan sólo una semana se registró también otro tiroteo en el que murieron otras cuatro personas.

Las autoridades indicaron que entre los fallecidos está Carlos Javier Verdejo, de 38 años, uno de los organizadores de "Pedaleando por la Paz", una iniciativa que precisamente tenía lugar ese día y que estaba organizada para pedir el fin de la violencia en Piñones y en el conjunto del municipio de Loíza, vecino de San Juan.

Paradógicamente, las autoridades confirmaron que Verdejo iba armado con una pistola Glock de calibre 40.

Otras de las víctimas de la balacera frente al restaurante Bamboobei, fueron Juan M. Nieves Carrillo, de 32 años, y Noel Vázquez Rey, cuya edad no se ha precisado.

Una cuarta víctima de la masacre aún está sin identificar, mientras que una mujer identificada como Sheila Tapia Rivera, de 37 años y quien es esposa de uno de los fallecidos, fue herida de bala en su antebrazo derecho y se encuentra estable en el Hospital de la Universidad de Puerto Rico, en Carolina.

Este es el segundo incidente similar en el área de Piñones en tan sólo una semana, ya que en la madrugada del pasado domingo murieron baleados dos menores de quince años y dos adultos.

El área de Piñones alberga a casi un centenar de restaurantes y pequeños negocios que venden frituras o otros productos de gastronomía local, como alcapurrias, bacalaítos, piononos y pinchos de diferentes tipos de carne, lo que atrae a turistas y visitantes de los alrededores, especialmente los fines de semana.

Piñones está localizado en Loíza, un municipio donde la mayoría de los residentes son de raza negra y su ámbito social es de clase baja. Sus autoridades están haciendo un esfuerzo por contener la violencia que afecta a este barrio y por mejorar su imagen, para así poder atraer turismo e ingresos.

También en Loíza, la fundación del artista puertorriqueño Ricky Martin dirige la construcción del Centro Tau en Loíza para víctimas de la trata humana y la explotación infantil.

Durante este fin de semana en el conjunto de Puerto Rico han muerto asesinadas quince personas y otras trece han resultado heridas de bala, según datos facilitados hoy por la Policía de la isla.

Así, en lo que va de año han fallecido por muertes violentas 724 personas, una elevada cifra que sin embargo es inferior a los 779 muertos que se habían registrado en estas mismas fechas del año pasado.

En Puerto Rico, alrededor de 175.000 personas están vinculadas con el narcotráfico y se calcula que hay 1.600 puntos de drogas en la isla, cifra que supera las 1.435 escuelas públicas existentes, según ha denunciado el presidente de la Fundación Ricky Martin, el sociólogo César Rey.EFE