Magdalena Flores

La comunidad transexual y transgénero de El Salvador ha solicitado a la autoridad electoral que en los próximos comicios presidenciales permita a sus miembros votar sin discriminación por su apariencia de mujer, pese a estar identificados en sus documentos como hombres.

Se le ha solicitado al Tribunal Supremo Electoral (TSE) "que podamos nosotras como personas LGTB (lesbianas, gais, transgénero y bisexuales) poder ejercer el voto sin estigma y discriminación", dijo a Acan-Efe Ámbar Alfaro, dirigente de esa comunidad.

Esa petición es "en especial para nosotras las mujeres transgénero o transexuales, que vivimos con una expresión de género femenina todo el tiempo", precisó.

"Obviamente sabemos que el nombre de nuestro documento no va acorde a nuestra expresión de género (femenina); entonces, esa es la petición que estamos haciendo: poder votar de una forma digna, con respeto", en los centros de votación que se establecerán en las elecciones presidenciales del 2 de febrero de 2014, añadió.

Alfaro, que es integrante de la Asociación Solidaria para Inculcar el Desarrollo Humano (ASPIDH), denunció que en elecciones anteriores les "han evitado el votar" por su apariencia femenina.

"Se nos dice: 'ustedes son hombres y vienen vestidos de mujer, entonces no pueden votar así'", lo cual es injusto porque "ese es nuestro diario vivir; todo el tiempo estamos asumiendo nuestra expresión de género femenina, con la que nos sentimos identificadas", sentenció.

Señaló que, además, "ese es un deber de todos los salvadoreños y es también un derecho de todos los ciudadanos y ciudadanas sin ningún tipo de distinción".

La ASPIDH hizo la solicitud formal al TSE en una reciente carta en la que pide establecer con claridad a las Juntas Receptoras de Votos que no deben impedirles el derecho al voto "escudándose en el argumento de evitar fraudes, ya que para eso existen mecanismos de vigilancia de observadores nacionales e internacionales".

La organización no pide un "trato preferente, sólo un trato digno basado en los Derechos Humanos Universales", indica el documento, que también solicita incorporar a "compañeras trans" entre los observadores electorales para verificar las violaciones de esas garantías que puedan sufrir sus compañeras en las elecciones.

La comunidad "trans" está constituida por travestis, transgéneros y transexuales.

La dirigente transgénero Karla Avelar explicó recientemente que los travestis son hombres que se visten de mujer, pero no "precisamente son gay"; los transexuales viven "como mujer" y se operan sus órganos genitales para cambiar de sexo, mientras que los transgénero son hombres que viven como mujer, pero conservan sus órganos masculinos.

Según datos de ASPIDH, en este país centroamericano hay "alrededor de 4.000 mujeres (...) transgénero y transexuales", indicó Alfaro.

La discriminación a la hora de ejercer el sufragio es una de las tantas violaciones y discriminaciones que sufren en el país.

De acuerdo a un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), el 45,8 % de las mujeres trans ha sufrido atentados contra la vida e integridad física debido a la transfobia.

Las autoridades gubernamentales deben crear una ley de identidad para que la población trans sea reconocida legalmente como desea, indicó Avelar, directora de la Asociación Comunicando y Capacitando a Mujeres Trans con o sin VIH.

El 89 % de la comunidad trans se identifica con un nombre femenino, pero a pesar de ello no son reconocidas como tal en las instituciones del Estado y en la vida pública, precisa el estudio.

El 70 % tiene dificultades en el trámite de documentos de identidad emitidos por el Estado y un 44,8 % ha tenido dificultades al solicitar el Documento Único de Identidad (DUI).

Un 42 % dice haber experimentado problemas o inconvenientes cuando utiliza el DUI u otro documento de identificación, agrega.

Un ejemplo claro de ello es cuando van a votar, con apariencia de mujer, y en su DUI aparecen identificados como hombres, tal como denunció Alfaro.ACAN-EFE

mmf/lam/rsm/ah