Mario Williams obligó a un balón suelto, al capturar a Ryan Tannehill cuando restaban menos de tres minutos, lo que preparó la mesa para un gol de campo que permitió a los Bills de Búfalo vencer el domingo 23-21 a los Dolphins de Miami.

El pateador Dan Carpenter, dado de baja en agosto después de cinco temporadas con los Dolphins, venció a su antiguo equipo al convertir el gol de campo de 31 yardas, con 33 segundos por jugarse.

El novato Nickel Robey interceptó un pase y devolvió el balón 19 yardas para un touchdown en la tercera jugada del encuentro. Ayudó así a que los Bills tomaran una ventaja temprana de 14-0.

Sin embargo, Búfalo tuvo que remontar después de que Brandon Gibson atrapó su segundo pase de anotación en el duelo para poner arriba a Miami.

Los Bills (3-4), plagados de lesiones, pusieron fin a una seguidilla de seis derrotas como visitantes, incluidas dos en esta campaña. Miami (3-3) sufrió su tercera derrota seguida.