La Comisión Electoral de las Islas Maldivas anunció que la policía ha impedido la repetición de la primera vuelta de los comicios presidenciales, prevista para hoy en tras anularse la convocatoria del pasado 7 de septiembre.

"Mientras seguíamos preparando la votación, el servicio de policía nos ha comunicado que el proceso electoral se paraba", indicó en un comunicado la comisión, que consideró que la decisión convierte a esta jornada en "un día negro para la democracia".

El presidente de la comisión, Fuad Thaufeeg, manifestó en posteriores declaraciones a medios locales que unidades de la policía habían tomado a primera hora de la mañana la sede central del organismo en la capital maldiva, Malé.

"No podemos hacer nada, estamos en sus manos", denunció Thaufeeg, que admitió la imposibilidad de llevar a cabo la votación.

La intervención policial se produce después de que dos de los tres partidos políticos que presentaban candidato a la cita a las urnas se negaran anoche a remitir a la comisión la documentación necesaria para participar en el proceso electoral.

El Partido Progresista de las Maldivas, de Abula Yamin, y el Partido de la Justicia, de Qasim Ibrahim, justificaron la medida con el argumento de que el procedimiento electoral no cumplía los requisitos de la justicia para repetir la convocatoria.

Entre otras consideraciones, ambos partidos alegaron no haber tenido tiempo suficiente para preparar los comicios.

La cita a las urnas se repetía después de que el Tribunal Supremo anulara el pasado 7 de octubre la votación celebrada el 7 de septiembre tras detectarse irregularidades como electores que votaron más de una vez y sufragios de personas fallecidas.

Casi 240.000 posibles electores estaban llamados hoy a las urnas, en la primera vuelta de unos comicios con los se pretendía poner fin a la inestabilidad instalada en el país desde que en febrero de 2012 el expresidente Mohamed Nashid se viera obligado a dimitir.

Líder del Partido Democrático de las Maldivas y primer presidente elegido democráticamente en los comicios de hace cinco años, Nashid denunció que había abandonado la jefatura del Estado "a punta de pistola".

Nashid -que se perfilaba de nuevo como favorito tras alzarse con la victoria en la convocatoria anulada con el 45,5 % de los votos-, acusó del presunto golpe de Estado a partidarios del exdictador Maumun Abdul Gayum, que gobernó con mano de hierro desde 1978 hasta 2008.

Durante el régimen de Gayum, Nashid fue encarcelado y torturado en varias ocasiones, por lo que sus seguidores lo conocen como el Nelson Mandela maldivo.

Las Maldivas constituyen un pequeño archipiélago del Índico con una pujante industria turística que aplica de forma liberal los preceptos del islam, religión oficial del estado y credo mayoritario entre sus menos de 400.000 habitantes.