La XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebra hoy su segunda y última jornada con dos sesiones plenarias y una reunión privada de los mandatarios asistentes en la que se debatirá una fórmula para renovar este sistema de reuniones multilaterales y de cooperación.

Tras la emotiva inauguración del viernes, marcada por la transmisión de una videoconferencia en la que el Rey Juan Carlos, ausente por primera vez en 22 años de una cumbre por una reciente operación de cadera, saludó afectuosamente a los mandatarios iberoamericanos, la cita llega hoy a su fase más determinante.

Los más madrugadores del día fueron el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y los mandatarios de Centroamérica, que celebraron un desayuno que ya es habitual en esta clase de compromisos.

Durante la mañana se celebrará la primera sesión plenaria, en la que está previsto que tomen la palabra los jefes de cada una de las 22 delegaciones de Latinoamérica, España y Portugal, más la de Andorra, que en la mitad de los casos no estarán representadas por sus presidentes.

Una de las ausencias más sonadas es la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, convaleciente de una intervención para drenar un hematoma cerebral, pero destacan también las de los gobernantes de Venezuela, Nicolás Maduro; Cuba, Raúl Castro, Brasil, Dilma Rousseff, y Chile, Sebastián Piñera.

Tampoco asisten los mandatarios de Guatemala, Otto Pérez Molina, de Uruguay, José Mujica; de Bolivia, Evo Morales; de Nicaragua, Daniel Ortega; de Perú, Ollanta Humala, y de Ecuador, Rafael Correa.

El salvadoreño Mauricio Funes y el hondureño Porfirio Lobo, que no acudieron a la apertura del encuentro el viernes, se espera que se incorporan este sábado a las reuniones.

Entre los asistentes se cuentan, además del anfitrión, Ricardo Martinelli, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, los gobernantes de Costa Rica, Laura Chinchilla; Paraguay, Horacio Cartes; México, Enrique Peña Nieto, y de Colombia, Juan Manuel Santos.

También asisten el gobernante de República Dominicana, Danilo Medina, así como el primer ministro y presidente de Portugal, Pedro Passos Coelho y Aníbal Cavaco Silva, respectivamente.

Tras la primera sesión plenaria, los mandatarios presentes se tomarán a mediodía la foto oficial y celebrarán después un almuerzo privado.

Por la tarde tendrá lugar la segunda sesión plenaria y una conferencia de prensa de la Troika -formada por España, Panamá y México- en la que Martinelli cederá la secretaría pro témpore del bloque a Peña Nieto.

La ciudad mexicana de Veracruz acogerá en 2014 la próxima cumbre, que marcará el fin del carácter anual de estas citas, pues desde entonces pasarán a realizarse cada dos años.

Ese es uno de los cambios que se concretarán hoy para darle nuevos aires al bloque, junto con una reestructuración de la Secretaría General Iberoamericana, cuyo titular, Enrique Iglesias, dejará su cargo tras ocho años al frente de la SEGIB.ACAN-EFE

rac/mlg

(foto) (audio) (vídeo)