Makaziwe y Zenani Mandela, dos de las tres hijas del expresidente sudafricano Nelson Mandela, han retirado la demanda que presentaron para lograr el control de dos empresas de gestión del patrimonio de su padre, informa hoy la cadena de televisión eNCA.

Makaziwe y Zenani pedían la destitución de cuatro directores de esas compañías, al considerar que éstos no habían sido designados por su padre, tal y como ellos defienden y exigen los estatutos de las empresas.

Según un comunicado de los abogados de las dos hijas del expresidente, que ha sido confirmado por los cuatro directores cuyo cargo se ponía en cuestión, las demandantes retiran su solicitud de forma "incondicional", al considerar que el proceso daña la reputación de los demandados y del propio Nelson Mandela.

Entre los directores de las compañías están el exabogado y amigo íntimo de Mandela George Bizos, el exministro y antiguo compañero de cárcel del expresidente, Tokyo Sexwale, y el también exletrado de Mandela Bally Chuene.

La demanda presentada en marzo por las dos hijas de Mandela contaba con la firma de otros 15 miembros de la familia.

Las compañías cuya dirección se había puesto en cuestión se encargan de gestionar el dinero que generan una serie de obras de arte que plasman las huellas de las manos de Nelson Mandela.

Mandela sigue bajo cuidados intensivos en su casa de Johannesburgo, donde fue trasladado al abandonar el hospital el pasado 1 de septiembre.

El líder sudafricano ingresó en estado grave el pasado 8 de junio en un hospital de Pretoria por una recaída de una infección pulmonar.

Su situación pasó a ser crítica el 23 de junio, un pronóstico del que no ha salido desde entonces.

Elegido en 1994 primer presidente negro de la historia de Sudáfrica, Mandela encabezó, junto al último líder del "apartheid", Frederik Willem De Klerk, un proceso de transición que permitió la convivencia pacífica entre razas tras más de tres siglos de dominación blanca.