Las autoridades venezolanas informaron el jueves que comenzó el abordaje por parte de buzos de una avioneta que desapareció a comienzos de año en las cercanías del archipiélago Los Roques en la que viajaba el presidente de la firma italiana de moda Missoni.

La fiscal general Luisa Ortega Díaz informó que el próximo lunes se reunirá con los familiares de las víctimas del accidente aéreo "a fin de ofrecer detalles sobre los avances de esa investigación", informó el Ministerio Público en un comunicado.

"Desde el 12 de octubre se inició el abordaje del sitio del suceso, cercano a Los Roques, en una operación conjunta con la Armada", comentó la fiscal general a través de su cuenta en la red social Twitter, citada en el comunicado.

En otro mensaje en la red social agregó que "En la segunda inmersión realizada ayer (miércoles), un grupo de buzos recolectó muestras que serán analizadas por nuestra Unidad Criminalística". No dio información sobre los ocupantes de la avioneta.

La Fiscalía informó que el equipo de buzos y el personal del apoyo continuarán realizando las labores de abordaje del sitio a fin de colectar los mayores elementos de interés para la investigación.

El anuncio de Ortega Díaz se produjo horas después que el diario local El Universal, citando pobladores del archipiélago, reportó que en las labores de rescate fueron recuperados los cuerpos de cinco de las seis personas que iban a bordo.

"Los cinco que ya rescataron se encontraban en la parte trasera del aparato y el que falta pudiera ser el del copiloto, cuyo cuerpo tendrán que rastrearlo en un radio de acción de un kilómetro cuadrado", indicó el diario.

Voceros de la Fiscalía declinaron confirmar o negar esa información por no estar autorizados para dar detalles de la investigación.

La aeronave fue localizada en el fondo marino el 27 de junio al norte de Los Roques, a 76 metros de profundidad, cerca del Cayo Carenero, que forma parte del archipiélago.

En la avioneta, matrícula YV2615 que desapareció el 4 de enero, viajaban Vittorio Missoni, presidente de la firma italiana de moda Missoni, junto con su cónyuge Mauirzia Castiglioni, dos amigos italianos, Guido Foresti y Elda Scalvenzi, y dos tripulantes venezolanos, el piloto Hernán Marchán y el copiloto Juan Carlos Ferrer.

Missoni, de 58 años, estaba de vacaciones en Los Roques junto con su esposa y sus dos amigos italianos. La nave desapareció durante un vuelo de unos 150 kilómetros entre la isla y el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía. En febrero dos piezas del equipaje de la aeronave fueron ubicadas en la isla caribeña de Bonaire.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia dijo entonces que el avión se había partido en pedazos, pero que se tenía la certeza de que era la aeronave en la que viajaba Missoni debido a que sus siglas eran legibles.

La localización de la aeronave fue obra del trabajo conjunto de los gobiernos de Venezuela, Italia y el reino de los Países Bajos, se informó.

El procedimiento de búsqueda fue hecho por un buque oceanográfico estadounidense luego de un acuerdo entre los gobiernos de Venezuela e Italia. La embarcación localizó también el 19 de junio otra avioneta que había desaparecido hace cinco años y medio en Los Roques.

Esa nave, que se reportó como desaparecida el 4 de enero de 2008, fue ubicada a unos 900 metros de profundidad y a aproximadamente nueve kilómetros de Los Roques.

En la avioneta iban 12 turistas de los cuales ocho eran italianos, uno suizo y tres venezolanos, además del piloto y copiloto también venezolanos.

El cuerpo del copiloto fue recuperado el 13 de enero de 2008 en una playa del estado costero de Falcón.