Las autoridades de Arabia Saudí anunciaron hoy que no han detectado ningún caso de contagio de coronavirus durante el "hach", peregrinación anual musulmana a La Meca, que comenzó el domingo y concluirá mañana.

El ministro saudí de Sanidad, Abdalá bin Abdelaziz, expresó en una rueda de prensa en el Hospital de Urgencias de Mena, próximo a la ciudad santa, su satisfacción por el hecho de que "todos los fieles que peregrinaron a la casa de Dios gozaron de buena salud".

El reino extremó las precauciones para evitar la expansión del coronavirus y otras enfermedades entre los 1,6 millones de creyentes, la mayoría extranjeros, que llegaron este año a La Meca para hacer el "hach".

Medio centenar de personas han fallecido por el denominado Síndrome Respiratorio Coronavirus de Oriente Medio (MERS-CoV) desde su detección en Arabia Saudí en septiembre de 2012.

Abdelaziz destacó que su cartera lleva a cabo estudios epidemiológicos y sigue la evolución del virus: "Gracias a Dios, los indicadores, hasta ahora, son alentadores y positivos", subrayó.

Los primeros síntomas son fiebre y tos, que se agravan hasta causar una neumonía. El Gobierno saudí ha apuntado que la mayoría de los infectados sufren enfermedades crónicas que debilitan su sistema inmunitario y los hacen más vulnerables.