El entrenador de la selección de Honduras, el colombiano Luis Fernando Suárez, dijo hoy tras la clasificación del país centroamericano al Mundial de Brasil 20145, que siente "la tranquilidad" de haber logrado ese objetivo.

"Siento tranquilidad por haber cumplido el compromiso", enfatizó Suárez luego del partido contra Jamaica, disputado en Kingston, que finalizó con empate a dos goles.

A Honduras le bastaba un punto para clasificar al mundial, lo que logró sin mayores apuros en Kingston, por lo que Suárez considera que "se cumplió el trabajo, se cumplió el objetivo".

Dijo además estar feliz por el logro de Honduras tras una jornada de dos años y medio que inició en marzo de 2011, que "han sido muy difíciles, con un montón de exigencias en lo anímico, con un montón de cosas por hacer, por cambiar".

El timonel del equipo hondureño recordó que cuando asumió el equipo nacional "solamente pensaba en cómo hacerlo bien".

"Siempre decíamos que íbamos a clasificar, se cumplió el trabajo, se cumplió el objetivo", enfatizó.

Suárez expresó además que "el fútbol es para gozarlo, no para sufrirlo", y le recomendó a los hondureños que festejen la clasificación "sin situaciones que lamentar".

Reconoció que Jamaica tiene un buen equipo y elogió a sus jugadores por la entrega en la cancha y su deseo "de jugar bien" para lograr el boleto al Mundial de Brasil.

Suárez es el segundo entrenador colombiano, después de Reinaldo Rueda, en clasificar a Honduras por segunda vez consecutiva a un mundial.

Rueda clasificó a Honduras al Mundial de Sudáfrica 2010, mientras que el hondureño José de la Paz Herrera logró la primera hazaña con el de España 1982. ACAN-EFE