El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, se reunió hoy en Tegucigalpa con la jefa de la misión de observadores de la Unión Europea, la eurodiputada austríaca Ulrike Lunacek, de cara a las elecciones del próximo 24 de noviembre, informó una fuente oficial.

Lobo y Lunacek dialogaron sobre "las elecciones, economía, programas sociales y el rumbo que le depara a Honduras", indicó el Ejecutivo hondureño en un comunicado.

La eurodiputada reafirmó a Lobo "el compromiso" de la UE al enviar unos 90 observadores para acompañar las elecciones que Honduras celebrará el próximo 24 de noviembre, detalla la nota de prensa.

Agrega que esta semana se instaló oficialmente en Tegucigalpa la delegación de observadores de la UE, que permanecerá en el país centroamericano hasta cuatro semanas después de los comicios.

La decisión de enviar observadores se produce en respuesta a la invitación que las autoridades hicieron a la UE, indicó Lunacek, quien también se ha reunido en Tegucigalpa con autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y representantes de los partidos.

Lunacek también "garantizó la permanencia de ese equipo de observadores" que además encabeza el jefe adjunto de la misión, el español José Antonio de Gabriel, según la información oficial.

Las elecciones en Honduras también serán supervisadas por observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), que arribarán al país centroamericano en los próximos días, según autoridades del TSE.

En los comicios, que serán los novenos desde que Honduras retornó a la democracia en 1980 tras casi 20 años de regímenes militares, participarán nueve partidos políticos, cuatro de ellos surgidos tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces gobernante Manuel Zelaya.

El padrón electoral tiene inscritos 5,3 millones de personas que elegirán al sucesor del presidente Porfirio Lobo, tres vicepresidentes, 128 diputados al Congreso Nacional, 20 al Parlamento Centroamericano con sus respectivos suplentes y 298 corporaciones municipales. ACAN-EFE