Eugenio Derbez sostiene que no busca cambiar a México por Hollywood a pesar del éxito que ha tenido en las taquillas de Estados Unidos con la comedia en español que escribió, dirigió y estelarizó.

"No estoy obsesionado con Hollywood. Me gusta, por supuesto. ¿A quién no le va a gustar trabajar en Hollywood? Pero no es una obsesión. Si fuera así, ya estuviera viviendo allá", dijo el miércoles el actor mexicano en entrevista con The Associated Press.

Su película "No Se Aceptan Devoluciones" ("Instructions Not Included") tomó por sorpresa a la industria del cine estadounidense por su éxito inmediato. Ha recaudado en sus siete semanas en taquilla de Estados Unidos casi 43 millones de dólares y 41 millones a casi un mes de exhibida en cines en México, lo que la convierte en el estreno de una cinta de habla hispana más exitoso en Estados Unidos y en la película más taquillera en México. La película costó apenas 5,5 millones de dólares.

"A raíz de la película salieron muchas ofertas. Hay mucha gente que me quería conocer", dijo Derbez.

La cinta cuenta la historia de Valentín, un casanova que vive en Acapulco, donde conquista a una mujer diferente cada semana, hasta que una amante del pasado le lleva un paquete especial: una hija que abandona con él. Valentín se ve forzado a criar a la niña y emigra a Estados Unidos con ella en busca de la madre.

Derbez, quien forjó su popularidad al interpretar personajes excéntricos en la televisión mexicana, relató sobre el paso al mercado estadounidense que hay gente en la industria del espectáculo que le ha dicho: "si realmente quieres hacer el 'crossover' tienes que venir a vivir acá a Los Angeles".

"Me atrae, por supuesto que me atrae, pero nunca lo he buscado así obsesivamente. Solito como que se me dio. No buscándolo se me ha dado mucho mejor que a otros que han estado allá tiempo completo", dijo Derbez sobre el éxito que ha tenido al otro lado de la frontera.

Por ahora, el actor piensa quedarse en México, donde comenzará las grabaciones del piloto de la versión mexicana de "Saturday Night Live" en noviembre.