La Declaración de la XXIII Cumbre Iberoamericana, cita que tendrá lugar los próximos viernes y sábado en Panamá, "está siendo consensuada hoy" por los representantes de los 22 países de la región, con el tema de la creación de un fondo de cooperación con recursos privados como el de mayor debate.

La viceministra panameña de Relaciones Exteriores, Mayra Arosemena, dijo hoy que "en este momento los coordinadores nacionales" de cada uno de los 22 países iberoamericanos y los "responsables de la cooperación revisan y ultiman los detalles de los párrafos consensuados de la Declaración".

El punto que ha generado la mayor discusión, aseveró Arosemena, es la propuesta de crear un Fondo Iberoamericano de Cooperación que incluya recursos privados.

"Lo que se está conversando es la creación del fondo y luego la reglamentación del mismo", precisó la viceministra, en una rueda de prensa conjunta con el canciller del país, Fernando Núñez, y el director general de Protocolo, Miguel Lecaro.

El Fondo Iberoamericano de Cooperación es una de las recomendaciones del Grupo de Reflexión que, bajo la dirección del expresidente chileno Ricardo Lagos, redactó un informe con una propuesta de ruta a seguir para modernizar el foro político creado en 1991.

Arosemena atribuyó lo arduo de los debates en torno al fondo al hecho de que se trata de un instrumento "nuevo" dentro del esquema iberoamericano de cooperación.

"El problema en este momento no es la creación del fondo sino su reglamentación y cómo se van a definir los parámetros del uso del fondo, pero no es un tema polémico sino nuevo, y como tal exige ciertas definiciones", añadió la viceministra panameña, que denegó adelantar si el instrumento será finalmente aprobado en Panamá.

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, ha señalado que la idea del fondo es que el sistema iberoamericano pueda contar con recursos complementarios provenientes del sector privado para apoyar proyectos previamente autorizados por los Gobiernos, "en un momento en el que hay problemas de recursos (públicos) mucho más magros que en el pasado".

Arosemena señaló que otro de los temas analizados por los representantes iberoamericanos y propuesto como "alternativas para modernizar" las cumbres "es la estructura de la Secretaría General Iberoamericana, para hacerla un organigrama eficiente, económico y fluido".

La viceministra precisó que todos los asuntos en los que se alcance consenso serán incluidos en la Declaración final que los presidentes deberán aprobar en las dos sesiones plenarias que tendrán lugar el próximo sábado, cuando culminará la cumbre con la firma del documento.

El canciller Núñez Fábrega recordó, por su parte, que el informe de Lagos ha sido ampliamente discutido con cada país antes de la cita iberoamericana, y calificó de "poco sustantivo" los puntos en los que ha habido disenso, sin más detalles.

Núñez Fábrega informó que hasta el momento han confirmado su participación en la cumbre los jefes de Estado y de Gobierno de Andorra, Bolivia, Costa Rica, Colombia, España, El Salvador, México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, Portugal y República Dominicana.

El primero en llegar a Panamá será el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, este miércoles a las 18.00 hora local (23.00 GMT) por el terminal aéreo de la antigua base militar de Howard, muy cerca del Canal de Panamá.

Hoy también arribará al país centroamericano Felipe de Borbón, a las 21.05 hora local (02.05 GMT del jueves), mientras que para mañana está prevista la llegada del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, a las 16.05 (21.05 GMT), según los datos de la oficina de Protocolo de la Cancillería de Panamá.

El jueves se espera además la llegada a las 10.00 hora local (15.00 GMT) del mandatario de República Dominicana, Danilo Medina; a las 16.55 hora local (21.55 GMT) del primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho; a las 17.50 (22.50 GMT) del presidente portugués, Aníbal Cavaco Silva, y a las 21.50 (02.50 GMT del viernes) el de México, Enrique Peña Nieto.

El viernes se espera el arribo de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, a las 17.00 hora local (22.00 GMT), y de Bolivia, Evo Morales, a las 18.00 hora local (23.00 GMT), de acuerdo a la información oficial disponible.