Las autoridades de Costa Rica desarticularon hoy una banda de cinco integrantes, entre ellos un policía, que traficaba marihuana desde Jamaica y Colombia a través del Mar Caribe, con el fin de abastecer el mercado local.

Los detenidos, todos costarricenses, son dos hermanos de apellidos Brown Prichard, y tres sujetos de apellidos Espinoza Acuña, Rojas Masís y Fuentes Montoya, este último policía de la Fuerza Pública, indicó el Ministerio de Seguridad en un comunicado.

Estas personas fueron detenidas durante una serie de allanamientos que las autoridades realizaron en propiedades de las provincias de Limón (Caribe), Heredia (centro) y la capital San José, en donde los oficiales también decomisaron evidencia.

Según el Ministerio de Seguridad, esta banda importaba marihuana a Limón desde Colombia y Jamaica, vía Mar Caribe, con el fin de abastecer el mercado local mediante una red de distribución.

Las autoridades también confirmaron el hallazgo de un laboratorio en una casa en San José que este grupo utilizaba para producir marihuana hidropónica.

Según el Ministerio de Seguridad, el líder de esta organización es un jamaiquino de apellido Hall, quien fue detenido en el Caribe costarricense el pasado 29 de septiembre cuando transportaba 976,6 kilos de marihuana en una lancha rápida.

Todos los detenidos enfrentarán cargos por tráfico internacional de drogas, delito que en Costa Rica es castigado con un máximo de 20 años de cárcel.

Según datos oficiales, en lo que va del 2012 las autoridades de Seguridad de Costa Rica han destruido 1.381.210 plantas de marihuana y han decomisado 1,6 toneladas de la droga. ACAN-EFE