"Carrie" se está volviendo una sensación en internet.

En la nueva versión de la historia supernatural sobre la adolescente con poderes telequinéticos Carrie White, el hostigamiento escolar no se limita a las duchas del gimnasio ni a la pista del baile de graduación. También ocurre en internet, uno de los giros modernos que la cineasta Kimberly Peirce le dio a su adaptación de la famosa novela de Stephen King de 1974.

Hay referencias a los programas "Today" y "Dancing with the Stars", a canciones de Passion Pit y Krewella y Carrie (interpretada por Chloe Grace Moretz) investiga sobre sus recién descubiertos poderes en la red. Fuera de la película "Carrie" ha sido promocionada con una broma con una cámara oculta que ha sumado cerca de 40 millones de vistas en YouTube.

Pero el uso más profundo de la tecnología en esta "Carrie" contemporánea ocurre mientras es acosada.

"Es como llevas la historia al nivel de mito", dijo Peirce, quien anteriormente dirigió "Boys Don't Cry" ("Los muchachos no lloran") y "Stop-Loss". "Ser demasiado específico es aburrido. Pensé que los personajes debían tener celulares, pero que sólo los debían usar unas cuantas veces. Si machacábamos tanto con los teléfonos corríamos el riesgo de ser demasiado obvios. Nos fuimos con mucho cuidado".

La tímida y excluida estudiante es ridiculizada por sus compañeros de clase cuando tiene su primera menstruación y no sabe lo que está pasando, después de una clase de deportes. El momento es captado con un celular y subido a internet por una chica mala, Chris Hargensen (Portia Doubleday). El video se vuelve a ver en varias pantallas durante su baile de graduación cuando unos brabucones le echan encima un cubo con sangre de cerdo.

Pero tampoco es Carrie 4.0.

Moretz, quien a sus 16 años tiene la misma edad que el personaje, cree que el hecho de que el video sea subido a internet amplifica la ira interna de esta versión de la joven introvertida, quien vive con una madre fanática de la religión (Margaret, interpretada por Julianne Moore). Es una nueva lectura a la historia que ha sido reinterpretada en tres películas y en un musical de Broadway.

"Cuando le derraman la sangre, creo que si no hubieran puesto el video en la pantalla se hubiera ido", dijo Moretz. "Creo que habría salido de ese gimnasio, se habría ido a casa a llorar y habría estado bien, habría arreglado su vida y vuelto a su coraza. Sin el video no creo que la telequinesis se hubiera apoderado de su cuerpo".

A la hora de filmar la emblemática escena, que ha sido imitada y parodiada incontables veces desde que la "Carrie" de Brian De Palma debutó en 1976, Moretz dijo que sólo le echaron encima sangre falsa en dos ocasiones. El mayor reto para la actriz de "Kick-Ass" y "Hugo" fue lograr una interpretación totalmente renovada de ese momento clásico del cine.

"Me tuve que olvidar de todo", dijo Moretz. "Como actriz, tuve que vivir en mi personaje y no pensar en la actuación de Sissy Spacek o que era una escena clásica ni nada por el estilo. Carrie es Carrie. Ella no sabe que la van a bañar en sangre. La acaban de nombrar reina del baile y cree que su vida va a cambiar para bien".

Con la ayuda de efectos generados por computadora, el sangriento caos que Carrie desata es mucho más grande que en la película de De Palma, o que en la segunda parte de 1999 y la película para televisión de 2002. Peirce se vio en la necesidad de equilibrar las expectativas de los seguidores de "Carrie" y los nuevos aficionados al cine, sin convertir a Carrie en una X-Men o en una Transformer.

"Lo abordé con humildad", dijo Peirce. "Hasta cierto punto, claro, me asustaba un poco que no diera la talla. Pero pensé, 'Me encanta Carrie. Voy a hacerlo tan concreto y realista como sea posible'. Pero sí creo que terminé haciéndolo diferente. Por esa misma razón la que la gente puede darle una nueva realidad a Shakespeare y otras obras".

Moore también viró a propósito en una nueva dirección con su versión matizada de Margaret White, interpretada apasionadamente en la cinta original por Piper Laurie y quien al igual que Spacek fue nominada al Oscar por su actuación. La actriz de "Short Cuts" y "The Hours" interpreta una versión más tranquila y automutiladora de la madre trastornada y sobreprotectora de Carrie.

Los cineastas se enfocaron más en la novela que la película original, mientras que el guionista y dramaturgo de "Spider-Man: Turn Off the Dark" Roberto Aguirre-Sacasa incorporó elementos adicionales del libro de King. Aunque el asunto del hostigamiento escolar se ha vuelto más relevante en los últimos años y es una parte importante de la historia, la producción no quiso hacer una "Carrie" diferente.

"Es un tema difícil de tratar", dijo Moore. "Hay un gran espectro de hostigamiento. Hay muchas cosas que entran bajo ese título, como bromas que no son necesariamente hostigamiento. No es algo de lo que se pueda hablar brevemente. Sigo revisando lo que impulsó a Stephen King a escribir el libro y es cuán dañino puede ser el aislamiento para una persona".

___

Derrik J. Lang está en Twitter como http://www.twitter.com/derrikjlang.