España, Rusia, Bosnia e Inglaterra aprovecharon la ventaja de depender de sí mismo y amarraron el billete para Brasil 2014, al que acudirán sin necesidad de disputar una eliminatoria extra a la que quedaron abocados, entre otros, equipos como Francia, Portugal, Grecia o Suecia.

Españoles, rusos, bosnios e ingleses se unieron a Alemania, Bélgica, Italia, Holanda y Suiza, que recogieron con anterioridad sus derechos mundialistas.

Francia, Portugal y Grecia, unidos a Croacia, Suecia, Rumanía, Ucrania y, por primera vez en su historia Islandia, conformarán los enfrentamientos de repesca, de donde saldrán los cuatro últimos equipos europeos que formarán parte del Mundial. Dinamarca se quedó fuera de toda opción. Fue la peor segunda clasificada.

España solventó el trámite, ganó a Georgia en Albacete, donde Iker Casillas volvió como titular, y alcanzó con autoridad el pasaporte que le dará derecho a defender su corona en Brasil. El gol de Álvaro Negredo en la primera parte acabó con las dudas. Juan Mata redondeó el último triunfo del conjunto de Vicente del Bosque en la fase de clasificación.

Francia tenía asumida su condición de segunda y así acabó. Venció a Finlandia (3-0) con los goles de Frank Ribery, el anotado en propia puerta por Joona Toivio y el de Karim Benzema, de nuevo condenado a la suplencia y que solo jugó los últimos diez minutos del encuentro.

Wayne Rooney y Steven Gerrard enterraron las dudas alrededor de Inglaterra, que venció a Polonia (2-0). El combinado de Roy Hodgson se plantó con el triunfo en la fase final y derribó las ilusiones de Ucrania a pesar de su goleada en San Marino (0-8) con cuatro goles de Marko Devic y un doblete de Yevhen Seleznyov.

Rusia obtuvo el pase directo tras empatar en un partido de alta tensión ante Azerbaiyán (1-1), con lo que condenó a la Portugal de Cristiano Ronaldo a la ruleta rusa de la repesca mundialista.

El italiano Fabio Capello, seleccionador ruso desde hace poco más de un año, cumplió con lo prometido y, de paso, se desquitó de la decepción que supuso ser destituido como técnico de Inglaterra antes de la disputa de la pasada Eurocopa.

Los rusos disputarán así su primer Mundial desde el de Japón y Corea del Sur (2002), del que el único superviviente es el veterano delantero Alexandr Kerzhakov.

Al mismo tiempo, sin los sancionados Cristiano Ronaldo y Pepe, Portugal venció 3-0 a Luxemburgo, en un partido en el que estuvo una hora en superioridad, y disputará la repesca. El extremo del Oporto Silvestre Varela, el del Manchester United Nani y el delantero del Valencia Hélder Postiga lograron el triunfo ante una selección semiprofesional.

Bosnia-Herzegovina hizo historia. Selló el pase como primero de su grupo tras obtener un agónico triunfo en Kaunas ante Lituania (0-1).

El cuadro balcánico terminó con la resistencia de su rival en el minuto 68 por medio de Vedad Ibisevic, que finalizó una buena acción del jugador del Manchester City Edin Dzeko.

Grecia cumplió con la parte que le correspondía para mantener sus opciones de clasificación directa para el Mundial y ganó a Liechtenstein, aunque fue condenada a la repesca tras la victoria de Bosnia. El cuadro heleno soñó con obtener ya el billete para Brasil 2014. Durante una hora disfrutó de la jornada como primero de su grupo. Desde el gol de Dimistrios Salpingidis hasta que el conjunto bosnio acabó con la resistencia de Lituania, en el 68. Después, una falta transformada por Georgios Karagounis puso el 2-0 inútil.

Rumanía amarró la repesca. Dos goles del delantero del Getafe Ciprian Marica le dieron la victoria sobre Estonia y, con ella, el segundo puesto del grupo D en detrimento de Turquía, que inició la jornada con la repesca en la mano pero que se quedó al margen de Brasil tras caer ante Holanda (0-2) con los tantos de los ex madridistas Arjen Robben y Wesley Sneijder.

Islandia también hizo historia. Un gol del delantero Kolbeinn Sigthorsson a los doce minutos de juego le permitió clasificarse por primera vez para la repesca de la fase final de un Mundial, tras empatar hoy 1-1 en su visita a Noruega.

Además, la sesión contempló el triunfo de Alemania en Suecia (3-5), con un 'hat trick' de Andre Schürrle y dianas de Mesut Ozil y Mario Gotze y con la posición de ambos ya definida, y el empate de Italia contra Armenia (2-2), que aparta al combinado 'azzurro' de la posibilidad de ser cabeza de serie.