Miami, 14 oct (EFEUSA).- Líderes de la comunidad local de Alburquerque ( Nuevo México) se unirán a la recipiente de la Medalla Presidencial de la Libertad, Dolores Huerta, el martes 15 de octubre en apoyo a la campaña Respeto a las Mujeres de Alburquerque y Familias de Nuevo México, anunció hoy la fundación Planned Parenthood.

Las mujeres y sus médicos necesitan continuar con la posibilidad de tener acceso a todas las opciones seguras y legales sin interferencia del gobierno, reza el comunicado emitido hoy por la ente.

Dolores Huerta, líderes y organizaciones locales, activistas de derechos civiles nacionales y líderes de trabajo se unirán en la sede de la corporación Voces, en solidaridad con las mujeres de Albuquerque y solicitarán a los votantes de ésta que voten no el 19 de Noviembre.

Huerta, nativa de Nuevo México, dijo en el comunicado que "Las mujeres que toman decisiones sobre el aborto tardíamente en su embarazo están frente a circunstancias angustiantes, tales como serios riesgos a su salud y anormalidades fetales".

Agregó que "esta es una iniciativa peligrosa para impedir que los médicos de Nuevo México den la mejor atención a sus pacientes y está dirigida a impedir que las mujeres de Nuevo México tengan acceso a un aborto seguro y legal durante el embarazo tardío. Como organizadora de toda la vida, he luchado por los derechos, la dignidad y el respeto de todas nuestras comunidades. No podemos dar marcha atrás."

La activista que dijo ser madre de once hijos y estar segura de que todos "tenemos una gran preocupación por la salud de las mujeres en nuestras familias y en nuestras sociedades", manifestó que "como hispana, trabajadora, organizadora comunitaria, y nativa de Nuevo México, yo pido a los votantes de Albuquerque que se unan junto a mí y junto a todas las mujeres y familias de Nuevo México y voten no el 19 de Noviembre".

De su parte, el presidente de Voces Inc, Arturo Sandoval, sostuvo que las "familias de Nuevo México no necesitan que el gobierno interfiera en estas decisiones profundamente personales y complejas".

"Nuestros líderes comunitarios poseen una larga historia de respeto a nuestros diversas creencias personales y religiosas, incluyendo puntos de vista divergentes sobre la terminación de un embarazo. Necesitamos que los votantes de Albuquerque tomen posición en contra de esta peligrosa medida electoral", agregó.

A su vez, la directora de Políticas con Young Women United, Micaela Cadena, dijo estar trabajando en su organización con las comunidades para construir una campaña centrada en el derecho de cada persona a tener acceso a la información y los recursos necesarios para tomar decisiones sobre sus propias vidas y cuerpos.

"Como proyecto de justicia reproductiva liderado por y para mujeres jóvenes de color, tenemos experiencia comprobada organizando a mujeres y sus familias para derrotar ataques dirigidos a la salud reproductiva", agregó.

"Sabemos que nuestras comunidades se unirán junto a nosotros y votarán no el 19 de Noviembre", concluyó. EFE