El secretario de Estado norteamericano John Kerry y el enviado de la ONU y la Liga Árabe para Siria dijeron el lunes que debe organizarse con urgencia una reunión internacional para establecer un gobierno de transición en ese país.

"Tiene que haber un gobierno de transición ahí, tiene que haber una nueva entidad de gobierno en Siria que permita la posibilidad de la paz", dijo Kerry.

Es imperativo organizar la reunión llamada "Ginebra II" para mediados de noviembre, tal como lo establecieron las Naciones Unidas.

Kerry y el enviado Lakdhar Brahimi emitieron sus declaraciones a la prensa después de reunirse en la residencia del embajador de Estados Unidos en Gran Bretaña.

"Puede haber y habrá una solución política si todos se reúnen y trabajan para conseguirla", expresó Brahimi. "Muy pronto tenemos que fijar una fecha precisa (para la reunión)".

"Creemos que es urgente establecer una fecha, el lugar de la reunión y trabajar hacia una nueva Siria", señaló Kerry.

Según Kerry, el presidente sirio Bashar Assad "ha perdido la legitimidad para poder ser una fuerza cohesiva que pueda unir a la gente".

Brahimi dijo que viajará esta semana al Oriente Medio a fin de encontrarse con los representantes de todas las partes en un intento por planear y fijar una fecha específica para la reunión.

Kerry se encuentra en Londres en la última escala de una gira ampliada de dos semanas en la que ha visitado Japón, Indonesia, Brunei, Malasia y Afganistán.