Dwayne Harris tomó un despeje y se llevó el balón hasta la zona prometida, además de dejar servida la mesa para otro touchdown, al devolver 90 yardas una patada de salida, en el duelo que los Cowboys de Dallas ganaron por 31-16 a los Redskins de Washington el domingo por la noche.

Robert Griffin III, el quarterback de los Redskins, sufrió su primera derrota en el estado donde nació.

Tony Romo acumuló sólo 170 yardas por aire, una semana después de totalizar 506 en un duelo de ofensivas que Dallas perdió por 51-48 ante Denver.

Los bajos números de Romo se derivaron en cierta medida de la gran actuación de Harris, quien aportó 222 yardas con sus devoluciones. Kyle Wilber ayudó al obligar a un balón suelto, que él mismo recuperó, en una captura a Griffin, para que los Cowboys quedaran a sólo tres yardas de un touchdown que consiguieron, con lo que amarraron el triunfo en el cuarto periodo.

Los Cowboys (3-3) obsequiaron así una victoria a su dueño Jerry Jones, quien cumplió 71 años el domingo.

Dallas impidió que los Redskins (1-4), campeones defensores de la División Este de la Conferencia Nacional, se metieran en una buena racha después de que habían ganado y disfrutado una semana de descanso. Washington comenzó la temporada con una foja de 0-3.