The Associated Press ha conocido que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) ha lanzado una auditoría "extraordinaria" de la entidad jamaiquina encargada de las pruebas antidopaje a raíz de acusaciones de que la supervisión de las superestrellas del atletismo de la isla, lideradas por Usain Bolt, prácticamente se desplomó en los meses anteriores a los Juegos Olímpicos de Londres,

La investigación de la WADA sigue a información del ex director ejecutivo de la Comisión Antidopaje de Jamaica (JADCO) revelada al periódico más antiguo del Caribe, que indican un colapso casi total de las pruebas fuera de competencia desde enero de 2012 hasta la inauguración de los Juegos de Londres en julio.

En una entrevista con The Associated Press, el presidente de la JADCO, Herbert Elliott, desestimó las cifras de Renee Anne Shirley, calificándolas de mentiras. Pero la WADA confirmó a la AP que hubo "un período significativo en que no se realizaron pruebas" y que la organización está lo suficientemente preocupada como para investigar lo sucedido.