Los inmigrantes, en su mayoría sirios, supervivientes del naufragio del pasado viernes en aguas territoriales de Malta, del que se han recuperado 34 cuerpos pero se cree que hay cerca de 200 desaparecidos, aseguraron que mientras estaban zarpando los libios les dispararon e hirieron a tres.

Los medios de comunicación italianos publican hoy los testimonios de varios de los 146 supervivientes del naufragio del pasado viernes y que han sido trasladados a un centro de acogida en La Valeta.

El sirio Molhake al Roarsanm, de 22 años, explicó al diario "La Stampa" que viajaban en la barcaza que se volcó unas 400 personas y a su salida de Zwara (Libia) fueron sorprendidos por libios que ordenaron que se detuvieran, pero como los traficantes no lo hicieron, comenzaron a disparar.

"No sabemos si eran militares o civiles, pero disparaban a matar", confirmaron los inmigrantes, en su mayoría sirios, pero también había unos 30 palestinos y un libanés.

Las autoridades maltesas han informado de que se ha detenido a una persona de origen tunecino que se cree era el traficante que capitaneaba la embarcación.

Los inmigrantes han explicado que pagaron cerca de 1.000 euros cada uno por el viaje en mar desde Zwara, pero quien venía desde otros países pagaba mucho más, algunos hasta 3.000 euros.

De los 34 cuerpos que se han encontrado, 21 fueron trasladados a Lampedusa, donde en estas horas se está embarcando hacia Agrigento (Sicilia) una parte de los 360 ataúdes de los fallecidos en el naufragio del pasado 3 de octubre.

Esta mañana, los equipos de búsqueda encontraron en la isla italiana de Lampedusa a la víctima número 360 de este naufragio, un niño de unos tres años, y se cree que aún están desaparecidas otras tres personas, según los testimonios de los inmigrantes que declararon que a bordo viajaban 518, entre eritreos y somalíes.

Esta mañana llegó a Porto Empedocle (Agrigento) la embarcación de la Marina italiana con 236 inmigrantes, 180 de ellos rescatados tras haber pedido ayuda ayer, y los 56 sirios que sobrevivieron al naufragio del jueves.