La iglesia Católica de Honduras le pidió hoy a los políticos que buscan cargos de elección popular en las elecciones del 24 de noviembre próximo que den "respuestas concretas" para resolver los problemas en el país centroamericano.

"No es con promesas que van a ayudar a los hondureños a salir de sus problemas (...) es con respuestas concretas señores políticos que quieren gobernar este país", subrayó el vicario de la catedral de Tegucigalpa, Carlos Rubio.

En su mensaje durante la homilía dominical, Rubio destacó que los problemas de Honduras son "graves y urgentes, que hay que responder, como la educación, la salud y la seguridad".

Añadió que es necesario atender a los campesinos, que "no cuentan con beneficios y carreteras" que les permitan vender sus productos a mejor precio.

El prelado también pidió a los políticos "no cerrar la mirada, hay que responder con valentía, queremos respuestas ante esta realidad".

Además los exhortó a que "no cierren sus oídos ante los gritos de tantos pobres y enfermos que piden honestidad, justicia, y dicen no a la corrupción, a la impunidad y a la violencia, y piden seguridad".

Honduras figura entre los países más pobres de Latinoamérica y uno de los que registra los índices más altos de violencia, donde a diario mueren en promedio veinte personas, según diversos organismos.

En noviembre próximo el país centroamericano celebrará sus novenas elecciones generales, consecutivas desde 1980, cuando se retornó a la democracia tras casi dos décadas de regímenes militares.

En los comicios participarán, por primera vez, nueve partidos políticos, cuatro de ellos surgidos tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente, Manuel Zelaya, quien promovía una consulta popular para reformar la Constitución, pese a que tenía impedimentos legales.