El conservador Partido Acción Nacional (PAN) expresó hoy su rechazo frontal a las políticas de endeudamiento en México y a la reforma fiscal que promueve el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

"La deuda engolosina a los priístas pero luego quienes acaban pagando son siempre los ciudadanos, que se ven inmersos en una crisis de la que no es fácil salir. Acción Nacional no va a permitir este escenario de ninguna forma", señaló el PAN en un comunicado.

Gustavo Madero, presidente de formación política, anunció que el PAN va a continuar oponiéndose a la reforma hacendaria promovida por el presidente mexicano en su mandato (2012-2018) al considerar que está mal diseñada.

"No nos detendremos hasta que la seguridad económica de las familias y del país queden blindadas de la medidas dañinas de la iniciativa de Peña Nieto", aseguró el PAN.

El partido reconoce que el PRI ha empezado "a recapacitar" sobre "el daño que causaría su propuesta fiscal a la ciudadanía" e introducido ya algunos cambios.

El PAN se opone a algunas medidas propuestas por Peña Nieto al Congreso, como "aplicar impuestos a la venta y renta de vivienda y a las colegiaturas, así como subir el IVA en las fronteras a las maquiladoras", detalló Madero en la nota.

"Elevar el IVA del 11 al 16 % en las fronteras es un error ya que es lógico que los ciudadanos pasen del otro lado a hacer sus compras, con lo cual el comercio mexicano se va a ver mermado y el desarrollo económico recibe un duro golpe", indica el partido.

Advierte Madero que el PAN, el mayor partido de oposición en las Cámaras Alta y Baja del Legislativo, continuará con su "cruzada nacional contra esta reforma fiscal en todo el país a través de anuncios espectaculares, en las redes sociales, y en las calles".

Además seguirá la entrega de volantes y las acciones de "concientización" e "información a la ciudadanía" con "concentraciones urbanas, hasta que el Gobierno y su partido recapaciten y desechen la propuesta de ley de Peña Nieto.

"Nuestros diputados locales y federales, los senadores, así como todos los demás militantes se han sumado a este rechazo, a lo que es un abuso a los trabajadores y a las clases medias, en los distintos actos públicos que realizamos simultáneamente en todos los estados", señala el partido.

El PAN, que se presenta como "defensor de la economía familiar de los mexicanos", considera que "el único objetivo de esta reforma fiscal del Gobierno era recaudar dinero", no mejorar la base fiscal, por lo que pide cambiarla.

"El Gobierno sabe que está obligado a replantear su propuesta, su 'paquetazo', porque si no lo hace la recesión que se avecina junto con ese abuso hacendario serán dos graves factores de inestabilidad económica y de gran impacto negativo en el desarrollo humano y la competitividad de México", agrega. EFE