Antonio Martín Guirado.

Los Ángeles, 12 oct (EFEUSA).- El actor británico Daniel Radcliffe apostó por distanciarse poco a poco de su célebre Harry Potter, pero ahora ha decidido enterrarlo por completo no por arte de magia, sino con un personaje homosexual en "Kill Your Darlings", donde protagoniza una escena de sexo que ha dado mucho que hablar.

"Estoy satisfecho de cómo quedó la escena y sobre todo de cómo mostramos una vulnerable pérdida de la virginidad en ese contexto", explicó el intérprete recientemente durante la presentación en Los Ángeles del filme, que llega a los cines el miércoles.

"Es una escena más. No me volví loco por el hecho de tener que hacerla con un hombre. Soy un actor y ese es mi trabajo, así que no es tan importante, aunque para los demás lo parezca. Creo que recibe tanta atención debido a mi carrera y al hecho de que vengo de encarnar a Harry Potter", sostuvo.

"Kill Your Darlings", ópera prima de John Krokidas, se adentra en la llamada Generación Beat buceando en las raíces de la histórica rebeldía de escritores como Allen Ginsberg, Jack Kerouac y William Burroughs, cuyas existencias quedaron marcadas para siempre por el asesinato en 1944 de David Kammerer, un amigo en común.

El reparto lo completan Dane Dehaan, Michael C. Hall, Ben Foster y Jack Huston.

Radcliffe interpreta a un tímido Ginsberg camino del autodescubrimiento en la Universidad de Columbia, un portal hacia el arte, la cultura y la libertad, que abraza de forma obsesiva con la ayuda de Lucien Caar, el joven con el que descubre una vida repleta de emociones nuevas salpicadas de jazz, drogas y sexo.

La cinta narra el viaje que emprende Ginsberg desde que abandona el hogar de sus padres en Patterson (Nueva Jersey) hasta el momento en el que empieza a escribir su célebre poema "Howl".

Para el actor de 24 años, fue sencillo ver similitudes entre su personaje y él, especialmente el dilema de "negociar la diferencia entre lo que eres y lo que quieres ser, o lo que crees que quieres ser y lo que la gente espera que seas", especialmente cuando se trata de cualquier paso que da en su carrera tras Harry Potter.

Ya en 2007 y con 17 años, levantó cierta polémica su aparición en la obra teatral "Equus", en Londres, donde salía desnudo y escenificaba el acto sexual. En aquella ocasión, Radcliffe encarnaba a un joven que desarrollaba una obsesión religiosa y sexual con los caballos.

También se ha desnudado en cintas como "The F Word" y "Horns", exhibidas en el reciente Festival Internacional de Cine de Toronto, y probó con éxito el terror con "The Woman in Black" (2012).

"Llama mucho la atención el hecho de que escoja material adulto porque estuve en películas orientadas hacia el público joven con Harry Potter. Simplemente hago lo que creo que hace la mayoría de los actores: construir una carrera variada y diversa. Creo que no merece la pena aceptar un papel si no hay ningún reto en él", comentó.

El desafío en esta ocasión era trabajar en un ambiente nuevo, lejos del calor del equipo que le rodeó desde el año 2000 en las ocho películas de la saga Potter.

"Rodé 'The Woman in Black' en Inglaterra, con gente que ya conocía porque el equipo de Harry Potter está repleto de ingleses, así que venir aquí era un paso decisivo para mí. Debía encontrarme a mí mismo y empezar de nuevo. Me ha enseñado una nueva forma de trabajar", manifestó.

Radcliffe supo de este proyecto por primera vez en 2009, pero tuvo que renunciar a él en un primer momento puesto que las fechas de rodaje coincidían con las de las últimas dos entregas de la saga Harry Potter.

Por suerte para él, la financiación de "Kill Your Darlings" encontró problemas y el retraso provocó que finalmente pudiera aceptar el papel.

"Me alegré en parte de que no se pudiera hacer en aquel momento porque no se puede ocultar que el guión es mucho mejor que la mayoría de los que circulan", declaró el actor, quien admitió que sus agentes no se oponen en absoluto a esta nueva dirección que está tomando su trayectoria.

"No tengo que hablar con ellos. No me presionan. No me fuerzan a hacer nada. Son personas sensibles y reconocen un guión brillante cuando lo ven", apuntó. EFE