Películas de Corea del Sur y Mongolia ganaron los Premios Nuevas Corrientes por 30.000 dólares para nuevos directores en el Festival Internacional de Cine de Busan, el mayor en Asia.

Los principales galardones fueron para "Pascha", del surcoreano Ahn Seonkyoung; y "Remote Control", de Sakhya Byamba, oriundo de Mongolia, dijeron el sábado los organizadores del certamen. Es la primera vez que una película de esa nacionalidad ingresa y gana la competencia en sus 18 años de existencia.

Los premios, entregados a primeras o segundas películas de directores asiáticos, muestran los esfuerzos del festival para descubrir y respaldar el talento en la región.

Los organizadores dijeron que "Pascha", una inusual historia de amor entre una mujer de 40 años y un hombre de 19, se granjeó los corazones del jurado con su estilo altamente original. Dijeron que "Remote Control" reflejó claramente las tensiones entre la realidad y la ficción.

El jurado, encabezado por el director iraní Rakhshan Bani-Etemad, dio una mención honorífica a "Transit", un drama de Hannah Espia sobre los trabajadores inmigrantes filipinos en Israel.

El festival de 10 días concluyó el sábado y atrajo a más de 200.000 visitantes por segundo año consecutivo, pese a que un inusual tifón en octubre obligó a reprogramar algunos eventos.

El certamen cerró con "The Dinner", del director surcoreano Kim Dong-hyun.

En el festival de Busan, inaugurado el 3 de octubre con "Vara: A Blessing", un drama de Bután sobre la danza clásica del sur de la India, participaron 300 películas de todo el mundo.