La selección española se volvió a encontrar a un rival encerrado en su terreno ante Bielorrusia y le costó conseguir un triunfo sin brillo para acercarse al Mundial de Brasil, con un movimiento del seleccionador Vicente del Bosque, pasar a defensa de tres, que "puede ser la solución" según Xavi.

Fue el encargado de abrir el cerrojo bielorruso. Xavi Hernández marcó su décimo segundo gol en 129 partidos como internacional absoluto. España tardó una hora en superar a un rival que planteó el mismo partido que todos los que le visitan. Del Bosque busca nuevas soluciones tácticas.

"Jugar con defensa de tres puede ser una solución", apuntó Xavi tras el triunfo 2-1 de Son Moix. "El mister lo entendió así porque el partido requería más gente arriba y abrir bien el juego a los extremos. Puso a Andrés (Iniesta) en una banda y a Pedro en otra para solucionarlo", apuntó.

Ante rivales que plantan una defensa de cinco y una línea de presión por delante de cuatro en el centro del campo, Xavi considera clave la velocidad con la que juegue España en la circulación de balón.

"Nuestros rivales saben que nosotros vamos a tener el balón, se encierran atrás e intentan salir a la contra. Son partidos repetidos, calcados. Nosotros intentamos circular rápido el balón, jugar por las bandas e intentar marcar pronto para que el rival se abra", señaló.

"Contra Bielorrusia nos costó más. Hemos circulado bien el balón, pero no estuvimos precisos en el último pase. El equipo lo intentó de todas las maneras posibles, pero a veces cuesta ante rivales que se ponen los diez por detrás del balón", añadió.

Feliz por su gol, Xavi destacó por encima de todo la importancia de un triunfo que deja a España a puertas del Mundial de Brasil. Con conseguir un punto el próximo martes ante Georgia en Albacete, será suficiente para sellar el pase. "Estamos felices por el resultado que nos acerca al Mundial y yo contento por el gol, ya que no acostumbro a marcar y pude abrir la lata".

El centrocampista del Barcelona aseguró que en Albacete intentarán "hacer un buen partido" y no relajarse. "Tenemos que clasificarnos bien".

Sobre el cambio en la portería por el que apostó Del Bosque, al dar la titularidad a Víctor Valdés por Iker Casillas, Xavi destacó que juegue quien juegue la selección no baja su nivel.

"El mister es el que decide. Hay mucha gente para jugar. Ante Bielorrusia se decidió por Víctor y diez más, pero juegue quien juegue no lo va a notar la selección porque hay mucho nivel en la portería y en el campo. Es Vicente quien tiene que responder".