La presidenta argentina Cristina Fernández está "de muy buen ánimo", ojea libros y se encuentra en plena recuperación de la cirugía del martes en la que se le extrajo un hematoma craneal, informó el sábado el secretario de Comunicación Pública.

El secretario Alfredo Scoccimarro dio a conocer un nuevo parte médico del hospital Favaloro sobre la salud de la mandataria, de 60 años, quien se encuentra en su cuarto día de convalecencia y sin fecha establecida para su eventual regreso a sus actividades normales.

"La presidenta continúa en su plan de recuperación, está muy bien, sigue caminando. Ayer ojeó unos libros", dijo Scoccimarro.

"Le ofrecieron compota (dulce) de manzana y dijo 'quiero compota de ciruelas', así que está muy bien", añadió el vocero en medio de aplausos y risas de algunos seguidores de la mandataria que se apostaron afuera del hospital donde se encuentra.

De acuerdo al último parte médico, firmado por los doctores Facundo Manes y Gerardo Bozovich, Fernández "evoluciona en un posoperatorio sin complicaciones, de excelente ánimo, alimentándose en forma habitual y con todos sus controles clínicos y neurológicos dentro de lo normal".

La intervención quirúrgica drenó un coágulo de sangre que le presionaba el cerebro a Fernández a causa de un golpe que sufrió en la cabeza el 12 de agosto. El gobierno no ha dado detalles del plazo que requerirá la plena recuperación de la paciente, aunque los expertos han señalado que podría oscilar entre 20 y 45 días.

La ausencia de la presidenta del poder se produjo a escasas tres semanas de las elecciones legislativas el 27 de octubre, en las que está previsto que el oficialismo sufra un revés.