El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, confirmó hoy a Acan-Efe su asistencia a la XXIII Cumbre Iberoamericana que se celebrará los próximos días 18 y 19 en Panamá, bajo el lema "El papel político, económico, social y cultural de la Comunidad Iberoamericana en el nuevo contexto mundial".

"Claro que vamos a asistir a la cumbre", respondió escuetamente a Acan-Efe el gobernante hondureño, quien asistirá como tal a la última reunión de jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos, en vista de que su mandato de cuatro años concluye el 27 de enero de 2014.

Hasta ahora no se sabe quiénes acompañarán a Lobo a la Cumbre Iberoamericana de Panamá, ni si Honduras presentará alguna propuesta en la cita de mandatarios.

Lobo no asistió a la XX Cumbre Iberoamericana que se celebró en Mar del Plata (Argentina) en 2010, porque entonces varios países de América del Sur no reconocían a su gobierno por el derrocamiento del 28 de junio de 2009 al entonces presidente hondureño, Manuel Zelaya.

El presidente hondureño tampoco participó en 2011 en la XXI Cumbre Iberoamericana que tuvo lugar en Paraguay, donde hubo una inasistencia de once de los 21 jefes de Estado y de Gobierno, pero sí lo hizo a la XXII que se celebró en Cádiz (España).

Honduras tampoco participó en la XIX Cumbre Iberoamericana que se celebró en Portugal en 2009, porque la comunidad internacional no reconocía al jefe de Estado de facto que ejercía el poder en el país centroamericano, Roberto Micheletti, tras el derrocamiento de Zelaya.ACAN-EFE