Nueva York, 10 oct (EFEUSA).- El diseñador de zapatos Manolo Blahnik no pudo acudir hoy a la gala de la que era protagonista, la de los premios anuales de la Hispanic Society de America en Nueva York, donde también se premió al embajador y exministro español José Lladó Fernández-Urrutia y al empresario y filántropo chileno Álvaro Saieh.

El zapatero canario que ha convertido sus "manolos" en la quintaesencia de la elegancia y la modernidad, con clientas tan destacadas como Sarah Jessica Parker o Madonna, no pudo acudir para recibir la medalla Sorolla que, desde hace diez años, entrega esta veterana sociedad que defiende la excelencia de los hispano en la sociedad estadounidense.

Blahnik, que suma este honor al Premio Nacional de Diseño o la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes de España, agradeció el galardón a través de un vídeo y fue su sobrina Kristina la encargada de hacer acto de presencia en la ceremonia.

En el vídeo quiso compartir el mérito con quienes le han apoyado a lo largo de su carrera, que cuenta ya alrededor de cuatro décadas, y recordó a su madre, que "estaría feliz" con este reconocimiento por parte de una institución que ella siempre admiró.

En una gala celebrada en el selecto club Metropolitan, en la que también se reconoció el mérito de la investigadora de arte Priscilla Müller y hasta hubo una actuación de flamenco, los protagonistas fueron, entonces, los otros dos receptores de la medalla Sorolla.

Lladó Fernández-Urrutia fue reconocido por una carrera polifacética que va desde una doctorado en Química al cargo de embajador de España en Estados Unidos, pasando por el cargo de Ministro de Transporte y Comunicaciones entre 1977 y 1978 o director del Museo Reina Sofía de Madrid.

De todos los momentos de su larga carrera, el laureado no supo cuál señalar como el más importante, aunque sí habló de la "operación Guernica", con la que se negoció el traslado del famoso cuadro de Picasso desde Nueva York a Madrid y quiso comentar, a propósito de la institución que otorga el premio, lo que es para él esa "hispanidad".

"La hispanidad está ahí. Son unas raíces que no se pierden. Como en todas las familias, se quieren y se pelean, y en España nos queremos y nos peleamos. Pero eso forma parte de la historia de España y de la historia de la Hispanidad", aseguró a Efe.

El otro gran homenajeado fue, finalmente, el chileno Saieh, presidente del grupo empresarial CorpGroup Holding, pero también un gran mecenas y filántropo, con aportaciones económicas al Museo del Barrio de Nueva York, el Museo del Prado en Madrid o la Fundación de Arte y Mecenazgo.

Amante del arte del Renacimiento italiano y de la filosofía de Aristóteles, Saieh, nacido en Colombia pero de nacionalidad chilena, aseguró que "el arte, el negocio y la felicidad hacen una vida completa".

En la gala de entrega de estos premios, además de los principales socios y donantes de la Hispanic Society de América, fundada en 1904 por Archer M. Huntington, estuvieron presentes personalidades como la diseñadora de moda española Ágatha Ruiz de la Prada o el cónsul de España en Nueva York, Juan Ramón Martínez Salazar.EFEUSA

msc/cat