El mariscal de campo, Blaine Gabbert, y el ala cerrada, Marcedes Lewis, no jugarán para los Jaguars de Jacksonville en el partido del domingo contra los Broncos de Denver.

Gabbert y Lewis forman parte de un grupo de cinco jugadores de los Jaguars que no verán acción.

Gus Bradley, entrenador en jefe de los Jaguars, ya había adelantado el lunes que no esperaba que ninguno de los jugadores tuviera actividad en el partido ni que entrenara esta semana.

Gabbert sufrió una lesión en el tendón de la corva izquierdo durante el tercer cuarto de la derrota de los Jaguars por 20-34 contra los Rams de St. Louis.

Ya se ha perdido dos partidos esta temporada debido a un corte en la mano derecha, y se perdió los últimos dos partidos de la pretemporada por una fractura en el pulgar derecho.

Gabbert ha completado 49 por ciento de sus pases para 481 yardas y un touchdown.

El mariscal de campo ha sido interceptado siete veces, incluidas tres devueltas para touchdown.

Mientras que Lewis había estado luchando con una lesión en la pantorrilla, que sufrió durante los calentamientos antes del segundo partido de pretemporada.

El ala cerrada agravó la lesión antes del inicio de la temporada y se perdió los primeros tres juegos. Regresó a la alineación contra los Colts de Indianápolis el 29 de septiembre, pero vio acción en sólo dos jugadas.

El receptor abierto Stephen Burton (conmoción cerebral), el esquinero Dwayne Gratz (tobillo) y el ala defensiva Jeremy Mincey (conmoción) tampoco jugarán.