Al menos seis personas fallecieron y 20 recibieron heridas en un atentado con bomba ocurrido hoy junto a una comisaría en la ciudad de Quetta, en el oeste de Pakistán, informaron fuentes policiales y de los servicios de rescate.

Citadas por el canal privado Dawn, las fuentes precisaron que el ataque tuvo lugar en un céntrico mercado de la ciudad, capital de la provincia suroccidental de Baluchistán.

La cadena Geo Tv, que no especifica sus fuentes, elevó a 35 el número de heridos y afirmó que entre las víctimas mortales figura un niño.

Según varios medios locales, la bomba estaba ubicada en una bicicleta y contenía seis kilogramos de explosivo, que al estallar causaron graves desperfectos en automóviles y en las ventanas de edificios cercanos.

Ningún grupo ha reivindicado el atentado de momento, aunque en Baluchistán operan varias organizaciones armadas de corte secesionista y también facciones talibanes y yihadistas, y los sucesos violentos son frecuentes.

En un comunicado, el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó el ataque terrorista, que es el segundo que se registra en el país asiático durante la jornada.

Previamente, cinco civiles murieron y siete personas más resultaron heridas tras explotar una bomba en un restaurante de la ciudad oriental de Lahore, según una fuente policial consultada por Efe.