El Gobierno paquistaní ha nombrado para el delicado puesto de embajador en Washington y tras cinco meses de vacío a un diplomático de amplia trayectoria y con experiencia en Europa, Jalil Abbas Jilani, informaron hoy medios locales.

Jilani, miembro del cuerpo diplomático desde hace más de 30 años, era hasta ahora secretario de Exteriores y, aunque aún no ha sido designado formalmente, fuentes ministeriales citadas por el diario Express Tribune confirmaron el nombramiento.

El nuevo enviado diplomático en Washington fue antes embajador en Bélgica, Luxemburgo y ante la Unión Europea, además de jefe de misión en Australia.

Jilani, cuya designación oficial queda pendiente de los trámites diplomáticos habituales (el país de destino debe ser informado oficialmente), llena un vacío de cinco meses en la legación paquistaní tras la salida de la anterior enviada, Sherry Rehmán.

Tanto Rehmán como su antecesor, Hussain Haqqani, eran experiodistas y respondían a un perfil mucho más político.

La trayectoria de Haqqani fue accidentada e incluyó el escándalo conocido como 'memogate', un confuso episodio de 2011 en el que el entonces presidente, Asif Alí Zardari, pidió mediante su embajador ayuda a Washington ante un posible golpe militar en Islamabad.

Su sustituta, Sherry Rehmán, considerada una de las mujeres más ricas de Pakistán y cabeza visible del ala liberal en el Partido Popular de Zardari, fue designada después de que su vida corriera serio peligro a causa de las amenazas de los integristas.

El rotativo Dawn recuerda hoy que, por la naturaleza sensible de las relaciones entre Washington e Islamabad, el embajador paquistaní suele tener perfil político, y que el primer ministro, Nawaz Sharif, tenía en mente mantener esa línea de actuación pero cambió de idea.

Los vínculos entre Estados Unidos y Pakistán se encuentran en fase de recuperación después de haber vivido mínimos históricos durante 2011 a causa de varios incidentes, en especial la muerte de Osama bin Laden en suelo paquistaní a manos de comandos estadounidenses.

El jefe de Gobierno paquistaní visitará Washington dentro de dos semanas.