El español Rafael Nadal dio un paso más en el torneo de Shanghái y accedió a los cuartos de final junto con su compatriota Nicolás Almagro y el serbio Novak Djokovic, mientras que el suizo Roger Federer sufrió una derrota que corta de momento sus aspiraciones a lograr plaza en el Masters de Londres, al caer ante el francés Gael Monfils.

Nadal derrotó hoy al argentino Carlos Berlocq por 6-1 y 7-6 (5) en 80 minutos, tras salvar un 5-2 en contra en el desempate y ganar los cinco puntos siguientes, exhibiendo la misma determinación y el mismo poderío que ante el ucraniano Alexandr Dolgopolov. Y a la fiesta española se unió Nicolás Almagro al vencer al checo Tomas Berdych por 6-7 (6), 6-3 y 7-6 (4), en un sensacional partido del jugador de Murcia.

La victoria de Nadal ante Berlocq fue la tercera este año ante el argentino, ganador esta temporada del torneo de Bastad (Suecia) al imponerse al español Fernando Verdasco en la final. Nadal se mostró tan seguro como en su primer encuentro, usando su derecha de forma arrolladora, anticipándose a la jugada y ganando sin ceder una sola bola de rotura.

El español se enfrentará en cuartos contra el suizo Stanislas Wawrinka, que derrotó al canadiense Milos Raonic, por 7-6 (2) y 6-4.

Wawrinka nunca ha ganado a Nadal en diez partidos y ha perdido este año dos veces contra el español, en la final de Madrid y en Roland Garros, ambos en tierra.

Monfils derrotó a Federer, finalista en 2010, en el partido de la jornada, coleccionando su segunda victoria ante el ex número uno del mundo, en dos horas y nueve minutos. Federer dobló la rodilla por 6-4, 6-7 (5) y 6-3. "No hay pánico", dijo el suizo, de 32 años, que espera sumar puntos para Londres en las dos próximas semanas.

"Voy a intentar hacer un buen torneo en Basilea y París. Si al final logro clasificarme estaré allí. Si no, me prepararé para el próximo año", dijo Federer.

"Es una gran victoria para mí. Lo siento un poco por él porque sé que está luchando por Londres, pero esto es tenis. Y tendrá más oportunidades en las próximas semanas", apuntó Monfils.

"Sé que volverá de la forma en la que gente espera. No lo dudo. Es todavía muy fuerte", añadió el francés.

El serbio Novak Djokovic tampoco cedió terreno frente al italiano Fabio Fognini, 17 del mundo, al que derrotó por 6-3 y 6-3. Con un saque casi perfecto, Djokovic venció por sexta vez al italiano, en 70 minutos.

Su victoria marca su acceso a unos cuartos de final de un Masters 1.000 por cuadragésima octava vez y en esa ronda se las verá con Monfils, a quien ha superado las ocho veces que se han enfrentado.

Tampoco tuvo fortuna el español David Ferrer, que cayó por cuarta vez consecutiva ante el alemán Florian Mayer alargando ya una racha que se extiende desde 2005 en Dusseldorf. Mayer ya dejó fuera de combate aquí a Rafael Nadal en 2011, aunque luego Feliciano López le derrotó en cuartos de final.

Ferrer, finalista hace dos años, cayó por 6-4 y 6-3 en 81 minutos, y Mayer obtuvo su primera victoria este año ante un jugador situado entre los diez primeros

Jo-Wilfried Tsonga se unió a Monfils en cuartos al vencer por primera vez en tres encuentros al japonés Kei Nishikori por 7-6 (5) y 6-0 en 90 minutos, añadiendo 90 puntos a su clasificación que le dan un respiro en su ánimo de lograr billete para el Masters. Ahora figura undécimo en esa lista, pero con más opciones, ya que el checo Tomas Berdych, otro de los aspirantes a jugar en el O2 británico, se rindió ante la tenacidad del español Nicolás Almagro.

"Nico" derrotó al número uno checo para alcanzar por novena vez los cuartos de un torneo de esta categoría.

"Ha sido un partido muy duro, sabía que no iba a ser fácil. Tenía que estar tranquilo en todo momento, pero venía haciendo las cosas bien después de las tres semanas que paré para oxigenarme un poco mentalmente", dijo Almagro.

En dos horas y 35 minutos, y jugando el desempate final con gran concentración, Almagro rubricó la victoria ante Berdych, la cuarta que consigue en 13 encuentros, cortando la racha de cuatro triunfos del checo, el último en la final de la Copa Davis el pasado año en Praga.

El español se enfrentará en cuartos por segunda semana consecutiva contra el argentino Juan Martín del Potro, su verdugo en las semifinales de Tokio. "Delpo" avanzó sin jugar porque su rival, el alemán Tommy Haas, sufre una lesión de espalda.