Hay poca presión para la selección de Estados Unidos de cara al partido de las eliminatorias a la Copa del Mundo del viernes contra Jamaica, pues los norteamericanos ya aseguraron su boleto a Brasil 2014.

Sin embargo, es mejor no defender ese argumento frente al portero Tim Howard.

"Pienso que todavía nos gustaría terminar primeros del grupo. Eso es importante para nosotros. Lo hicimos en el último ciclo y se sintió muy bien", dijo Howard. "También es una oportunidad para impresionar. Es la oportunidad de estar frente a Jurgen (Klinsmann) y el cuerpo técnico".

Esa puede ser la razón más importante para que el equipo de Estados Unidos se exhiba. Sólo restan cinco fechas internacionales antes del inicio de los entrenamientos para la Copa Mundial en mayo, y aunque Klinsmann está comenzando a reducir su potencial lista de jugadores, todavía hay lugares que no están asegurados.

"Siempre he dicho que la puerta está siempre abierta. Tal vez haya algunas sorpresas a la vuelta de la esquina que no conocemos todavía", dijo el técnico alemán. "Creo que tenemos una muy buena imagen para entender donde se encuentran los jugadores en estos momentos. Tenemos una idea de cómo queremos planificar el equipo para Brasil. Pero aún deseo utilizar esas fechas FIFA en todo su alcance".

Estados Unidos ya aseguró su lugar en Brasil con una victoria 2-0 sobre México el mes pasado, lo que le quita la mayor parte de la presión de sus últimos partidos de clasificación contra Jamaica y la próxima semana contra Panamá. Los jamaiquinos, si bien no han conseguido victorias, siguen matemáticamente vivos, pero tienen que ganar sus dos últimos encuentros del hexagonal final para mantener la esperanza de colarse como cuartos en el repechaje contra Nueva Zelanda.

"Tenemos que ganar", dijo el entrenador de Jamaica Winfried Schaefer. "No hay otra opción para nosotros".

Estados Unidos ya estableció un récord de victorias en un año calendario con la foja de 14 triunfos, tres derrotas y dos empates, superando el anterior récord de 13 victorias establecido en 2005 y 2009.

"Estamos deseando que llegue el juego, un estadio lleno, un gran ambiente, y como hemos dicho, queremos terminar con una nota alta", dijo el jueves Klinsmann. "Queremos ir por seis puntos en los dos últimos partidos de la eliminatoria mundialista".

Eso es parte de la razón por la que ha traído una nómina de jugadores experimentados a Kansas City. Diecisiete de los 20 jugadores en la convocatoria inicial eran parte del grupo que se preparó para el partido contra México, y otros tres veteranos se unieron el jueves para prepararse para el encuentro con Jamaica.

Chris Wondolowski reemplazó al delantero Eddie Johnson, quien se lesionó el miércoles en un entrenamiento.

El mediocampista Brad Davis y el delantero Chris Wondolowski también se sumaron al equipo.

Estados Unidos ha ganado tres de sus cuatro partidos más recientes en el hexagonal de la CONCACAF, incluido el triunfo 2-0 sobre México el 10 de septiembre.

Estados Unidos con 16 puntos y Costa Rica con 15 ya aseguraron dos de los tres cupos directos al Mundial. Honduras es tercera con 11 puntos; Panamá cuarto y México quinto, ambos con ocho unidades, y Jamaica es última con cuatro.

El cuarto puesto de la CONCACAF disputará un repechaje contra Nueva Zelanda.