La presidenta Cristina Fernández evoluciona favorablemente y sin complicaciones de la operación de hace dos días en la que se le extrajo un hematoma craneal, pero se mantiene en terapia intensiva.

El parte médico del hospital de la Fundación Favaloro emitido el jueves informó que en el segundo día del posoperatorio la mandataria, de 60 años, tiene "todos los parámetros vitales dentro de los rangos normales".

El parte del centro médico donde fue operada Fernández indicó además que a la paciente se le realizó una "tomografía axial computada de cerebro de control con resultados satisfactorios".

La mandataria "continúa con estricto control médico por los profesionales del Instituto de Neurociencias y de la unidad multivalente de la Fundación Favaloro, y por los doctores Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros de la Unidad Médica Presidencial", concluyó el parte médico, que no detalla cuándo se dará de alta a la mandataria.