Nueva York, 10 oct (EFEUSA).- El expresidente Jimmy Carter y su esposa Rosalynn han vuelto hoy, 30 años después, al primer edificio que reconstruyeron con sus propias manos, en el Lower East Side de Manhattan, para proporcionar viviendas asequibles a personas de bajos ingresos.

Desde el año 1984, el matrimonio trabaja en el proyecto "Rosalynn Carter" para, en colaboración con la ONG "Habitat for Humanity", seguir restaurando y construyendo casas para quienes más lo necesitan.

"Habitat for Humanity", ha explicado el expresidente, ha fomentado la "solidaridad y colaboración" entre las personas al lograr que voluntarios y futuros inquilinos de las viviendas restauradas trabajen juntos creando una "relación de igualdad".

Don Kao, uno de los antiguos propietarios y voluntarios que hace treinta años reconstruyeron el primer edificio de. Lower East Side junto con el expresidente, ha subrayado a Efe que le parece "impresionante" que después de treinta años Carter siga preocupándose por ayudar a los que más lo necesitan.

"Valoro mucho que alguien que no tiene la necesidad, como es el caso del expresidente, luche porque todos puedan tener una vivienda", ha continuado Kao.

Durante el transcurso de esta semana, Jimmy y Rosalynn Carter se unirán a muchos voluntarios más para restaurar tres casas en Queens y diez casas en Staten Island que fueron dañadas durante el huracán "Sandy" el pasado año.

Daisy Rodriguez, una de las personas que se benefician de los proyectos de Habitat y que va a poder disfrutar de una casa en Queens junto con su marido y sus dos hijos, ha subrayado a Efe que se siente "entusiasmada" y "muy agradecida" a la organización por permitirla comprarse por primera vez una casa.

Durante treinta años los Carter, asociados con voluntarios de "Habitat for Humanity", han colaborado durante una semana todos los años para construir las casas y destacar la importancia de que existan casas "decentes" y "asequibles" para terminar con el ciclo de la pobreza, ha explicado en una nota la ONG.

"Junto con otras muchas más personas hemos trabajado para recaudar fondos, dar a conocer el trabajo de Habitat y reclutar voluntarios", ha apuntado Carter. EFE