El presidente birmano, Thein Sein, recogió hoy en la capital de Brunei el testigo de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) para ocupar la presidencia del grupo en 2014 y ser el anfitrión de su próxima cumbre.

Birmania (Myanmar) ingresó en la ASEAN en 1997 y nunca había ocupado la presidencia del bloque porque hasta hace solo dos años estuvo gobernada por regímenes militares con escaso respeto a los derechos humanos.

"Será la oportunidad para que la nueva Myanmar exhiba las amplias reformas que ha llevado a cabo y sus valores y prácticas democráticas", destacó el embajador birmano en Brunei, Yin Yin Myint.

Las autoridades birmanas han elegido para su año de presidencia el lema "Avanzar unidos hacia una comunidad próspera y pacífica".

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien hoy participó en Bandar Seri Begawan en la cumbre entre la ASEAN y su organización, destacó los "progresos notables" conseguidos por Birmania en dos años.

Ban también indicó que el país asiático "aún tiene varios retos que superar" y exhortó al Gobierno birmano a seguir la senda del diálogo y la reconciliación.

Birmania estuvo gobernada por generales desde el golpe militar de 1962 hasta 2011, cuando la última junta se disolvió y traspasó el poder al un gobierno civil afín dirigido por Thein Sein, primer ministro del régimen.

Desde entonces, Thein Sein ha dirigido reformas políticas, económicas y sociales que han legalizado la oposición democrática, sindicatos y manifestaciones y empezado a abrir el mercado interno.

El propio secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, presente en Brunéi, destacó los progresos alcanzados en Birmania y recordó que todavía faltaba por completar la reformas.

La ASEAN está formada por Birmania, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.