La excandidata presidencial Ingrid Betancourt llamó hoy a los colombianos a respaldar el proceso de paz del Gobierno con la guerrilla de las FARC en Cuba, para que no se pierda la oportunidad histórica de concretar la paz, aunque señaló que "hay sectores interesados" en el que el conflicto se perpetúe.

"Yo quiero la paz para Colombia y quiero que no perdamos la oportunidad histórica para esta generación, que por primera vez está muy cerca de ver que se concrete la paz, para cambiar la historia de este país", señaló Betancourt en entrevista desde Londres con la emisora colombiana Caracol Radio.

Betancourt, quien estuvo seis años secuestrada por las FARC, subrayó que no puede haber impunidad absoluta por los crímenes cometidos durante el conflicto armado, pero reconoció que es importante hacer algunas concesiones que ayudarían a detener la guerra y la violencia.

"Creo que de eso se trata, uno no negocia la paz para una cosa diferente que dar la posibilidad de que los que están en la guerra salgan de ella para hacer política", dijo la excandidata presidencial.

Según Betancourt, durante los procesos de paz de las últimas décadas con el grupo guerrillero M-19 y con los paramilitares, hubo impunidad, pero eso no puede ser total.

"Eso es de lo que estamos hablando, impunidad sí, pero tiene que ser una impunidad relativa, no absoluta, porque obviamente hay que responder por los crímenes a las víctimas, a sus familias", dijo.

Betancourt estuvo secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entre febrero de 2002 y julio de 2008, cuando fue rescatada por militares junto con otros 14 rehenes, entre ellos tres estadounidenses, en la denominada "Operación Jaque".

La excandidata presidencial dejó claro en la entrevista que no le interesa, por el momento, volver a la política, tras el guiño que le hizo el Partido Verde para ser candidata al Senado en los comicios colombianos de marzo de 2014.

"No por ahora, pero sí me interesa estar en la reflexión de lo que está pasando en Colombia, y me interesa ayudar a unir a unas fuerzas que están muy dispersas, y hacer un llamado para que entendamos la importancia del momento que se está viviendo", manifestó.

Betancourt reconoció que no hay que perder el norte en una situación en la que se encuentran los que quieren la guerra y los que quieren la paz.

"Tenemos una coyuntura dramática y al mismo tiempo llena de esperanzas, por eso es importante pensar en unir fuerzas y no en hacerle el juego a aquellos que están dividiendo al país y haciendo que perdamos el norte y la perspectiva en el momento extraordinario que estamos viviendo", aseguró.

Asimismo, manifestó que a pesar de las negociaciones de paz en La Habana, hay sectores de la guerrilla interesados en que el conflicto armado en Colombia se perpetúe.

"Pienso que en términos personales a muchos comandantes de las FARC les puede interesar seguir la guerra porque se enriquecen, porque tiene poder regional, pero están las Fuerzas Militares que les pueden hacer reflexionar en el hecho de que la vida también se les puede ir, entonces deberían ser generosos con Colombia en ese sentido", afirmó Betancourt.