De tradición británica afín al universo de William Shakespeare, el prestigioso actor Ralph Fiennes presentó hoy en el Festival de Cine de Nueva York su segundo filme como director, "The Invisible Woman", en la que interpreta al escritor Charles Dickens, del que se declaró admirador "converso".

Adaptó a William Shakespeare en su debut tras las cámaras, "Coriolanus", interpretó a héroes románticos de Alexander Pushkin (en "Onegin"), Graham Greene (en "The End of Affaire") o Emily Brontë (en "Wuthering Heights"), pero Fiennes reconoció hoy que hasta hace poco era "un gran ignorante en la obra y la vida de Charles Dickens".

Sin embargo, eligió para su segundo largometraje como realizador una adaptación del libro de Claire Tomalin "The Invisible Woman", basado en la historia de amor interrumpido que el escritor vivió con Nelly Ternan, a quien llegó a dejar embarazada y con la que incluso huyó a Francia para empezar una nueva vida.

"A través de esta mujer y de esta relación inacabada con ella, entré en la complejidad de Dickens. Luego me leí muchas de sus obras, sobre todo 'Grandes esperanzas' y 'Nuestro común amigo' y me convertí en un converso", explicó en la presentación de la película, que ya había sido vista en el Festival de Toronto y para la que en principio no pensó en actuar, pero acabó sucumbiendo al descubrirse a sí mismo en la cocina recitando diálogos del filme.

De igual manera que "Amadeus" convertía a Salieri y no a Mozart en verdadero protagonista, o "Hitchcock" centraba sus atenciones en la esposa del maestro del suspenso, Alma Reville, "The Invisible Woman", con guión de Abi Morgan, desvía la atención hacia esa "mujer invisible", interpretada por Felicity Jones.

"Era lo que dramáticamente me resultaba más interesante, a lo que ella se enfrenta. Quería que el público se comprometiera con esas decisiones que toma respecto a su familia, su hijo o el teatro", aseguró el actor, candidato al Óscar por "Schindler's List" y "The English Patient", que, no en vano, el año pasado también participó en la nueva adaptación cinematográfica de "Great Expectations".

Con una apuesta por el clasicismo y la lujosa ambientación de época -lejos de la adaptación moderna que realizó de Coriolanus-, Fiennes recurre a la técnica narrativa del "flashback", pues todo comienza en 1885 cuando la protagonista recuerda, frente al mar, esa historia de amor con el célebre escritor. "El mar hace sentir al hombre su menudencia", aseguró.

Pero, aunque Dickens no sea el centro de interés dramático, "es importante que el público entienda que entonces era una auténtica estrella, que sus libros se agotaban, que lidiaba con la fama y los admiradores y que, de alguna manera, disfrutaba de ello. Hacía lecturas públicas que le satisfacían la que fue su vocación inicial, la de actor", aseguró Fiennes.

El actor citó como referente para hacer este filme "The Age of Innocence", de Martin Scorsese, una historia de amor victoriana más minimalista y condenada a la fatalidad que mostraba "el mismo periodo y los mismos códigos de comportamiento o vestuario. Me parece sexy y peligroso todo lo que ocurre bajo esas capas", concluyó.

"The Invisible Woman" tiene previsto un estreno limitado en Estados Unidos para las fechas navideñas y será estrenada en Reino Unido el 7 de febrero de 2014.