El español Rafael Nadal inició su tercera etapa al frente de la clasificación mundial con una autoridad demoledora ante e ucraniano Alexandr Dolgopolov, mientras que el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer hicieron lo propio en su debut en el Masters 1000 de Shanghái.

Nadal destrozó a Dolgopolov, un peligroso jugador en pista rápida por 6-3 y 6-2 en solo 59 minutos, golpeándolo todo desde el fondo de la pista, recordando el por qué este año ha sido capaz de ganar antes de llegar aquí 26 partidos consecutivos en pista dura, hasta que Djokovic se cruzó en su camino en la final de Pekín el domingo.

El zurdo español había vencido ya tres veces a Dolgopolov, pero hoy fue más expeditivo si cabe para lograr la victoria en 59 minutos. Ahora se enfrentará con el argentino Carlos Berlocq, que dio la sorpresa al derrotar al estadounidense Jonn Isner, por 6-4 y 7-6 (4).

Mientras, Djokovic inició la defensa de su título derrotando al español Marcel Granollers en solo 71 minutos, conectando seis saques directos, 26 golpes ganadores, rompiendo cinco veces el saque a Granollers y conservando el suyo intacto a pesar de que el español dispuso de tres oportunidades para robárselo en el último juego del partido.

El de Belgrado busca lograr su segundo torneo consecutivo después de ganar el domingo el de Pekín por cuarta vez. Solo tuvo un problema hoy, su tobillo derecho, por el que pidió atención médica al acabar el primer juego del segundo set, pero tras su actuación a continuación, no pareció ser de cuidado.

Tras su derrota en las semifinales de este torneo ante el suizo Roger Federer en 2010, sumados los dos títulos que luego consiguió en Pekín los dos últimos años, y la de hoy, Djokovic lleva 16 victorias consecutivas en China.

Clave de su éxito hoy fue su saque. Rompió cinco veces el servicio de su rival y no cedió el suyo nunca, y con 26 golpes ganadores se mantuvo a salvo. El público recuerda todavía como en la final de la pasada edición superó cinco bolas de partido para vencer al británico Andy Murray

Ahora, el ganador del Abierto de Australia este año se medirá con el italiano Fabio Fognini, que derrotó al español Tommy Robredo por 7-6 (3), 2-1 y abandono por una lesión en la muñeca derecha.

También el suizo Roger Federer tuvo un debut confortable en este torneo, donde ha ganado su primer partido después de la derrota contra Robredo en el Abierto de EE.UU. Federer derrotó al italiano Andreas Seppi por 6-4 y 6-3 en 74 minutos, para doblegarle por décima vez.

Su partido era tan esperado por todos, que el propio Nadal, su compatriota Marc López, Fognini, y el alemán Tommy Haas se congregaron para verle en acción. Nadal apenas pudo disfrutar tranquilo del encuentro pues los aficionados le acosaban incesantemente en busca de su autógrafo, hasta que el de Manacor decidió abandonar la pista.

El suizo, que necesita una gran actuación esta semana para ayudarle en su objetivo de ganar una plaza para el Masters de Londres, se enfrentará con el francés Gael Monfils. Federer ha ganado seis veces el torneo que cierra la temporada (récord), incluidas dos cuando se disputaba en Shanghái (2006 y 2007).

David Ferrer se unió al grupo de favoritos con victoria al derrotó al checo Lukas Rosol, por 6-3 y 6-4. David, que ya ha logrado su plaza para el Masters de Londres, concretó su victoria en 71 minutos, y ahora se enfrentará contra el alemán Florian Mayer.

También Nicolás Almagro se impuso al francés Jeremy Chardy, por 6-3 y 6-4, con siete saques directos en su cuenta, con lo que lleva ya 23 en dos partidos. Ahora se enfrentará con el checo Tomas Berdych que derrotó al también español Feliciano López, por 7-6 (5) y 6-2.

Además de las derrotas de Robredo, Granollers y Feliciano López, Pablo Andujar cayó ante el francés Jo-Wilfried Tsonga (6-3 y 6-2).