A pesar del progreso constante que el base de los Lakers de Los Angeles Kobe Bryant dice tener en su recuperación de un desgarre en el tendón de Aquiles, todavía necesita algunas semanas para estar en forma de juego.

Bryant, de 35 años, regresó con los Lakers después de una corta permanencia en Alemania, donde le atendieron la rodilla derecha, otra parte de su cuerpo con la que tiene problemas.

El jugador estuvo en la banca en el partido de exhibición del martes de Los Angeles y esta semana viajará con el equipo a China.

Bryant ha hecho ejercicio soportando todo su peso en la cinta especial para correr; en fecha reciente ha trotado ligeramente y efectuado ejercicios con la pantorrilla.

Dijo que todavía necesitará tres semanas de acondicionamiento para estar en forma competitiva y aseguró que ha comido "de todo" en sus seis meses de inactividad.