Los herederos de Michael Jackson han demandado a un hombre y tres compañías, alegando que usan el nombre e imagen del rey del pop en llaveros, vasos y otros productos sin autorización.

La demanda, presentada el mes pasado en el Tribunal de Distrito de Tokio, no solicita compensación, sino que los acusados dejen de hacer lo que se alega. La demanda es contra Ryosuke Matsuura y tres compañías, Michael Jackson Asian Rights, Michael Jackson Enterprises y Michael Jackson World.

Las tres empresas dirigen páginas de internet en que alegan que tienen los derechos de los productos de Jackson en Asia, muestran fotos del cantante y venden toallas de 21 dólares, postales de 5 y encendedores de 100 con su imagen.

Los herederos dijeron que desean proteger a sus socios comerciales legítimos y preservar el legado de Jackson, quien murió en California en 2009 de una sobredosis de anestesia.

"Muchos en Japón han sido engañados por los acusados", expresaron los herederos en una declaración. "Michael adoraba a su millones de fans en Japón y todos merecen la oportunidad de comprar bienes de Michael Jackson legítimos".

Yutaka Fujino, ejecutivo de una de las compañías, dijo el miércoles que quería estudiar las preguntas de The Associated Press antes de contestar preguntas.

El abogado Kensuke Ambe dijo que Matsuura rechazará las alegaciones, pero no ha escuchado nada de los otros. Matsuura no respondió a varias llamadas.

Los herederos calcularon el valor de los productos no autorizados en 1,23 millones de dólares, según los documentos de la demanda.

"Los acusados de aprovechan de que Michael está muerto para decir que tienen los derechos", afirman los documentos.

Detrás de la demanda también está la compañía estadounidense Triumph, propiedad total de la herencia establecida por Jackson para manejar sus promociones.

Esa herencia eliminó casi 500 millones de dólares en deudas después de la muerte de la estrella y sigue generando nuevos productos. Por ejemplo, inauguró un espectáculo del circo Cirque-du-Soleil en Las Vegas este año y probablemente estudie la publicación de material adicional de Jackson para asegurar que su madre y tres hijos sigan viviendo cómodamente y sus fans tengan cosas nuevas que ver y escuchar.

Triumph demandó a otra empresa japonesa que vendía productos de Jackson y ganó en 2011.