El gobernador de Michigan, Rick Snyder, responderá el miércoles a preguntas bajo juramento mientras sindicatos y otros acreedores en la bancarrota de la municipalidad de Detroit tratan de entender por qué firmó la mayor declaración de bancarrota pública en la historia de Estados Unidos.

Tres meses después, no se ha entregado ningún activo y los activos han sido divididos y no se ha llegado a ningún acuerdo. De hecho, un juez pronto celebrará un juicio para determinar si Detroit cumple los requisitos para declararse en bancarrota con el fin de reestructurar una deuda a largo plazo de por lo menos 18.000 millones de dólares. Las respuestas de Snyder durante la declaración jurada de tres horas puede ser usada como evidencia en el juicio.

"Es muy poco común" que un gobernador sea interrogado bajo juramento sobre sus decisiones ejecutivas, dijo Devin Schindler, profesor de Derecho Constitucional en la Facultad de Leyes Thomas M. Cooley.

De hecho, la fiscalía trató de evitar que Snyder declarara, invocando el privilegio ejecutivo, una defensa común. Pero eso no le pareció bien al juez federal de bancarrota Steven Rhodes, de manera que los abogados del gobernador dijeron que aceptaba ser entrevistado. La declaración jurada se realizará en privado en Lansing, aunque es posible que más adelante se publique la transcripción.

"Lo que les voy a decir es la verdad y responderé sus preguntas con honestidad", dijo el gobernador republicano recientemente a la prensa. "Creo que esto ayudará a que el proceso avance".

Snyder ha dicho repetidamente que la bancarrota era el último recurso para Detroit, que ha perdido 25% de su población desde 2000 pero mantiene enormes responsabilidades de pensión y seguro médico, que son obligatorias aunque se concertaron cuando la situación económica de la municipalidad era mucho mejor. Snyder pasó por alto a los líderes locales electos en marzo cuando nombró a Kevyn Orr, especialista en bancarrotas, como administrador con amplios poderes. El gobernador aprobó en julio el plan de Orr de declarar el municipio en bancarrota.

Pero la municipalidad todavía debe superar varios obstáculos para ser declarada elegible para la bancarrota. Por ejemplo, ¿hizo Orr lo posible por negociar primero con los sindicatos y otros acreedores? Es muy probable que Snyder tenga que responder a esa pregunta.

___

El reportero de la AP David Eggert contribuyó a este despacho desde Lansing.