El poder del bate latinoamericano estuvo de nuevo presente en la jornada de las series de división del béisbol profesional de las Grandes Ligas con el tercera base dominicano Juan Uribe y el receptor venezolano José Lobatón de protagonistas al pegar jonrones ganadores.

Uribe surgió como el héroe triunfal al poner el bate oportuno y productivo que permitió a los Dodgers de Los Ángeles vencer por 4-3 a los Bravos de Atlanta en el cuarto partido de la serie de división de la liga Nacional, que ganaron 3-1 al mejor de cinco.

El antesalista quisqueyano se encargó de pegar jonrón de dos carreras en la parte alta de la octava entrada para poner a los Dodgers con la ventaja de 4-3 que sería la definitiva después que el equipo angelino logró la segunda del partido.

El veterano pelotero dominicano, que se fue de 4-2, con anotación y dos impulsadas, descifró los lanzamientos del relevista David Carpenter, que fue el que cargó con la derrota.

Uribe (1) permitió que los Dodgers llegasen a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional por primera vez desde el 2009.

Él jardinero derecho cubano, el novato Yasiel Puig, fue el que abrió los fuegos artificiales en la octava entrada al pegar un doblete contra Carpenter por la línea del territorio que el defiende cuando está en el campo.

Puig corrió con decisión a la intermedia y batió un puño en el aire para festejar su batazo.

Los aficionados se habían puesto de pie y coreaban en español "¡Vamos, Dodgers!" cuando Uribe envió a terreno de foul dos intentos de toque de bola.

Luego, el quisqueyano encontró un lanzamiento con cuenta de 2-2 y mandó la pelota al bullpen de los Dodgers, detrás del jardín izquierdo, para colocarlos en ventaja que sería la definitiva.

Junto a Uribe y Puig, que se fue de 4-2 y anotada, el campocorto dominicano Hanley Ramírez tuvo de 3-1 y el primera base mexicano Adrián González pegó imparable en cuatro turnos al bate.

Lobatón pegó jonrón solitario en la parte baja de la novena entrada que rompió el empate en la pizarra y dio el triunfo por 5-4 a los Rays de Tampa Bay ante los Medias Rojas de Boston en el tercer partido de la serie de división de la Liga Americana.

El triunfo, primero que consiguen los Rays, los mantuvo con vida en la serie al mejor de cinco que dominan los Medias Rojas por 2-1 después de haber ganado los dos primeros juegos que se disputaron en el Fenway Park, de Boston.

Lobatón (1), que salió como emergente, descifró los lanzamientos del japonés Koji Uehara, que vio como el pelotero venezolano, con dos "outs" en la pizarra, le botó la pelota fuera del parque ante el entusiasmo de los jugadores de los Rays.

La acción de Lobatón hizo que los Rays sigan con vida y lleguen al cuarto partido que se va a disputar mañana, martes, en el mismo escenario del Tropicana Field, de St.Petersburg (Florida).

Los Rays por cuarta vez en los últimos nueve días les tocó disputar un partido de vida o muerte, y esta vez consiguieron la victoria gracias a Lobatón que había entrado al juego en la recta final como emergente.

El tercera base de origen español Evan Longoria (1), también había sido decisivo cuando con dos "outs" en la pizarra, en la parte baja de la quinta entrada pegó jonrón de tres carreras contra el abridor Clay Buchholz y puso el empate en la pizarra (3-3).

Mientras que en el montículo, el cerrador dominicano Fernando Rodney aunque permitió la carrera del empate a 4-4 de los Medias Rojas, el batazo de Lobatón le permitió quedarse con el triunfo.

Rodney (1-0), cuarto relevista que utilizaron los Rays, logró la victoria a pesar de haber cedido un imparable y una carrera limpia, dio una base por bolas y sacó un ponche.

Los Piratas de Pittsburgh no pudieron conseguir el triunfo en el cuarto partido de la serie de división de la Liga Nacional al perder por 2-1 ante los Cardenales de San Luis, pero estuvieron en la lucha gracias al jonrón que pegó el tercera base dominicano Pedro Álvarez, el tercero en lo que va de la fase final.

Mientras que el jardinero puertorriqueño Carlos Beltrán fue el que anotó la primera carrera de los Cardenales al estar en base cuando su compañero Matt Holliday pegó cuadrangular.

El relevista dominicano Carlos Martínez, de 22 años, le quitó la pelota al novato Michael Wacha, que había lanzado una gran pelota y mantuvo el control sobre el montículo para los Cardenales.

Martínez lanzó impecable y sacó los dos últimos "outs" del octavo episodio después de necesitar sólo seis lanzamientos, tres fueron a la zona buena y retiró a un bateador por la vía del ponche.

Los Tigres de Detroit cayeron derrotados 6-3 ante los Atléticos de Oakland en la serie de división de la Liga Americana, pero el bateo latino volvió a hacer su trabajo con el designado venezolano Víctor Martínez y el jardinero dominicano Johnny Peralta.

Martínez tuvo de 4-1, anotó e impulsó carrera, mientras que Peralta que se fue de 4-1 e impulsó dos carreras.EFE