El cornerback de los Bengals de Cincinnati, Adam "Pacman" Jones, fue declarado inocente el martes, luego que una mujer lo acusó de propinarle un puñetazo en la cabeza, en un club nocturno.

Un juez externo a la jurisdicción fue nombrado para atender el caso en la corte municipal del condado de Hamilton y escuchó los argumentos, después de que Jones, quien ha enfrentado una serie de problemas legales anteriores, renunció a la posibilidad de un proceso ante un jurado. Si se le hubiera declarado culpable, Jones habría enfrentado una sentencia de incluso seis meses de prisión.

El jugador de la NFL fue acusado de golpear a Shannon Wesley frente a un club nocturno en el centro de Cincinnati, y se le detuvo en junio. Se había declarado inocente y se le liberó a la espera del juicio.

El juez escuchó más de dos horas de testimonios de Wesley en la audiencia del martes. Wesley dijo que Jones le dio un puñetazo en la cabeza y la derribó. Sin embargo, reconoció también haber derramado una cerveza en el brazo de Jones, en un intento por hacer que dejara de proferir insultos contra ella y sus amigas.

Al emitir su fallo, el juez dijo que el video de circuito cerrado mostró que Wesley había blandido una botella de cerveza cerca de la cara de Jones, en el patio del bar.

"La agresora inicial en este caso fue Shannon Wesley, con la botella de cerveza", dijo el juez Robert Taylor, quien agregó que ambas partes se lanzaron insultos durante el altercado.

El abogado de Jones había dicho en sus primeros alegatos que el jugador era la víctima, y que Wesley lo agredió primero, golpeándolo con la botella.

"Ella agredió físicamente al señor Jones", dijo, y añadió que el video de circuito cerrado lo comprobaría.

Jones, el tercer cornerback de los Bengals y el especialista en devolver despejes, podría enfrentar todavía sanciones de la NFL, bajo los términos de su código de conducta. La NFL no respondió el martes a un mensaje que solicitaba sus comentarios sobre el caso.

El mes pasado, Jones pagó una multa por desorden público, luego que la policía lo acusó de insultar a una persona ante un semáforo. Se declaró culpable del mismo delito en 2011, luego de ser arrestado.