Ecuador analiza la posibilidad de someter a instancias judiciales internacionales, como la Corte de Justicia de La Haya, el caso de Julian Assange, fundador del portal WikiLeaks, quien permanece refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, informó el martes el canciller Ricardo Patiño.

El australiano Assange pidió refugio en la embajada de Ecuador en Londres el 12 de junio del 2012 para evitar una orden de extradición a Suecia, país en el que está acusado de delitos sexuales que él ha negado. Desde entonces no ha podido salir de esa misión pese a las gestiones diplomáticas para que se le otorgue un salvoconducto.

En declaraciones al canal estatal Gamavisión, el canciller Patiño destacó que "ya ha pasado más de un año que el señor Assange está en nuestra legación diplomática, vamos a ver, estamos analizando seriamente qué tenemos que hacer en los próximos meses para recurrir a otras instancias, porque la (instancia) diplomática hemos ido reforzándola, hemos ido planteando propuesta tras propuesta" sin resultados positivos.

Precisó que "entre las instancias judiciales internacionales" a las que Ecuador analiza llevar el caso está "la Corte Internacional de Justicia (de la Haya) para tratar este tema", aunque no precisó a quien se demandará ni las causas precisas de la denuncia.

Patiño argumentó que solucionar el tema "hemos presentado documentos (a Gran Bretaña), pero los documentos de respuesta son documentos que, lamentamos decir, no tienen suficiente sustento jurídico, son reacciones muy cortas de una página...".

Recordó que hace algunas semanas también pidió a Gran Bretaña constituir una comisión mixta para analizar el caso Assange, pero que "hasta ahora la respuesta no ha sido positiva".

Gran Bretaña no ha concedido el salvoconducto necesario para que Assange pueda ser trasladado a Ecuador, país que le concedió asilo.

El australiano en 2010 causó conmoción mundial luego de que revelara en el sitio WikiLeaks miles de cables diplomáticos y militares de Estados Unidos con criterios acerca de presidentes y líderes mundiales, aunque no se conoce alguna acusación judicial por ese hecho.

Quien le hizo llegar tales cables fue el soldado estadounidense Bradley Manning quien está siendo procesado en su país y enfrenta graves acusaciones.