La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se recupera favorablemente de la operación a la que fue sometida hoy en un hospital de Buenos Aires para drenar un hematoma craneal, y ya se encuentra en una habitación de la Unidad de Cuidados Intensivos, informaron fuentes oficiales.

Una vez finalizada la intervención quirúrgica, que duró alrededor de una hora y media, el portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro, anunció a los medios congregados en la puerta de la Fundación Favaloro que Fernández estaba "bien" y "de muy buen ánimo".

Las palabras de Scoccimarro fueron aplaudidas y vitoreadas por las decenas de seguidores de la mandataria que, algunos durante toda la noche, permanecieron en la calle a la espera de tener noticias sobre el estado de salud de la presidenta.

"¡Que se sienta, que se sienta, el apoyo a nuestra presidenta! o ¡Fuerza, Cristina!, ¡Vamos Cristina!", eran algunas de las frases más coreadas por militantes y simpatizantes reunidos allí con velas, estampitas, carteles y fotografías de la mandataria con su esposo, el fallecido expresidente Néstor Kircher, así como de Juan Domingo Perón y Evita.

"La operación fue satisfactoria", continuó el portavoz presidencial, quien explicó que, tras recuperarse de la anestesia, Fernández "saludó a todos" y expresó su agradecimiento "al equipo médico y a toda la gente que está rezando por ella".

El parte médico difundido por el hospital precisa que el proceso para "evacuar el hematoma subdural derecho" se realizó mediante una cirugía "sin complicaciones".

Previamente, "fueron descartados los riesgos cardiovasculares a través de distintos exámenes complementarios".

El informe asegura, además, que la paciente evoluciona bien y que "permanece internada en la Unidad de Cuidados Intensivos".

Fernández está ingresada en la sexta planta del Hospital Favaloro, acompañada por sus hijos, Máximo y Florencia, y su madre, Ofelia Wilhelm, según indicó Scoccimarro.

En las próximas 48 horas, la mandataria sólo podrá recibir visitas de sus familiares más directos y lugo será trasladada a una habitación de planta, donde tendría que permanecer al menos una semana, señalan medios locales.

Antes de la intervención del portavoz presidencial, el Gobernador de la provincia de Buenos Aires, el oficialista Daniel Scioli, fue el primero en anunciar que la operación había terminado y que la presidenta se encontraba bien.

"¡Fuerza Cristina! Esto nos tiene que unir a todos los que queremos el bien para el país", dijo Scioli a la prensa.

A través de las redes sociales, la mandataria recibió también ánimos para una pronta recuperación.

En Twitter, el candidato a diputado por Buenos Aires del gobernante Frente para la Victoria, Martín Insaurralde, afirmó estar "feliz con el resultado de la cirugía".

Por parte de la oposición, el cabeza de lista para diputado por la misma provincia Sergio Massa, del Frente Renovador, expresó el deseo de su partido "de una pronta recuperación a la Presidenta de la República".

También Ricardo Alfonsín, del Frente Progresista Cívico y Social, hizo votos a través de Twitter para que "la presidenta pueda recuperarse prontamente".

El "hashtag" (etiqueta) #Fuerzacristina era este martes en Argentina "trending topic" (tema del momento) en la red social y la consigna más repetida en los carteles que los seguidores de la mandataria pegaron en la entrada del hospital.

El centro médico está custodiado por fuertes medidas de seguridad, el personal de la Fundación Favaloro ha recibido instrucciones de no hablar con los periodistas y se ha prohibido el uso de teléfonos móviles.

La próxima información oficial se facilitará este miércoles a mediodía, según indicó Scoccimarro.