La Organización Mundial de la Meteorología (OMM) informó hoy de que no se dan las condiciones en la zona del Pacífico tropical para que se produzca un fenómeno similar a "El Niño" o "La Niña" para esta temporada otoño-invierno.

"Persisten unas condiciones neutras que no corresponden ni a un episodio de 'El Niño' ni de 'La Niña'", adelantaron en un comunicado.

Según la OMM, a la luz de los modelos de predicción y opiniones de los expertos, estas condiciones "neutras" persistirán durante el otoño boreal de 2013 y el invierno de 2013/2014.

En el pasado han llegado a darse dos o más años consecutivos de condiciones neutras, por lo que no se trata de una situación inusual.

"Menos de un quinto de los modelos estudiados predicen que se vaya a formar un episodio débil de 'La Niña' entre octubre y diciembre y, de igual modo, menos de un quinto de los modelos predicen que se vaya a formar un episodio de 'El Niño' de aquí hasta el final del primer trimestre de 2014", aseguraron.

Desde la OMM afirmaron que los servicios meteorológicos e hidrológicos nacionales seguirán vigilando las condiciones que se dan sobre el Pacífico, para facilitar proyecciones que ayuden a determinar las condiciones climáticas más probables para el resto de 2013 y principios de 2014.

Desde la primavera de 2012, los indicadores del fenómeno El Niño/Oscilación del Sur (ENOS) en el Pacífico tropical -como las temperaturas de la superficie del mar, la presión al nivel del mar, la nubosidad y los vientos alisios- se han mantenido por lo general en niveles neutros.

La OMM explica que desde mayo de 2013 las temperaturas de la superficie del mar en el extremo oriental del océano Pacífico tropical han estado muy por debajo de la media y hace solo poco tiempo que han vuelto a sus niveles normales.

No obstante, esas temperaturas de la superficie del mar inusualmente frías se encuentran demasiado al este para considerarse indicativas de un episodio de "La Niña" en toda la cuenca, aun cuando hayan tenido algunas repercusiones leves en las condiciones climáticas locales de la zona occidental de América del Sur.

Desde la OMM subrayaron que estos dos fenómenos no son los únicos factores que condicionan las características climáticas a escala mundial, como es el caso del "dípolo negativo" del océano Índico, que se dio en mayo, se disipó en agosto y sobre el que actualmente prevalecen también condiciones neutras.