El acarreo de una yarda de BenJarvus Green-Ellis en el último cuarto fue el único touchdown del partido y los Bengals de Cincinnati pusieron fin a la notable racha de Tom Brady de pases de anotación en la NFL, al imponerse 13-6 ante unos Patriots de Nueva Inglaterra que perdieron su invicto.

Los Bengals (3-2) derribaron cuatro veces a Brady, y evitaron que Nueva Inglaterra (4-1) pisara la zona de anotación en primera y gol en la yarda 1 en las postrimerías del partido.

A 16 segundos para el final, Adam "Pacman" Jones interceptó un pase desesperado de Brady dentro de la 5 para sentenciar el partido.

Y así terminó la racha de 52 partidos en fila de Brady con por lo menos un pase de touchdown, la segunda más prolongada en la historia de la NFL y sólo por detrás de Drew Brees. Los Patriots no anotaron touchdown por primera vez desde la derrota 16-9 ante los Jets el 20 de septiembre de 2009.